Lavar en agua fria o caliente

El otro día leí en una revista que poner la lavadora en frío nos puede hacer ahorrar hasta casi el 90% de la energía que consume la lavadora, además de evitar que la cal se incruste, pero ¿es recomendable siempre? En vista al ahorro sí, pero también hay que tener en cuenta el tipo de ropa que queremos lavar y qué manchas tiene. Y lavar a 30 o 40 grados centígrados, en lugar de a 60 grados, ya puede suponer un ahorro energético de hasta un 40% en electricidad.

La temperatura estándar suele ser la de 30 grados, pero ante la duda de algunos tejidos, lo mejor es lavar siempre en frío. Para ropa muy sucia y tejidos que aguantan perfectamente el calor sin tendencia a encoger están las temperaturas más altas de nuestra lavadora, pero mucho cuidado con las prendas de algodón si no queremos que encojan. Y mucho cuidado también con las prendas de color, en frío es más fácil que no destiñan.

Otro tema es tener en cuenta, en el caso de personas alérgicas o de lavar prendas que puedan tener algún tipo de germen, es que un lavado (de toallas, por ejemplo) a 30 o 40 grados centígrados no elimina más que entre un 6,2 y un 6,5% de los ácaros del polvo. Y un lavado a 60 grados centígrados garantiza la eliminación del 100%. Como vemos, depende mucho de las circunstancias de cada uno y de las coladas que tenemos pendientes, tampoco es cuestión de generalizar.

LEER ARTICULO COMPLETO