Tareas ingratas: La plancha

Estres y tareas domesticasEl mundo actual solo tiene una cara: la cara pública. Las mujeres y los hombres nos hemos incorporado al mundo laboral, y todos salimos por la mañana de casa.
 
Dejamos a los niños en las "escuelas infantiles" a las 8 de la mañana. Salimos del trabajo, los vamos a recoger a las 4 ó a las 5 de la tarde, y de ahí nos vamos al "parque" y regresamos a las 8 de la noche. ¿Qué tiempo estamos en casa? Solo vamos a casa a bañarnos y a dormir.

El mundo doméstico ha quedado relegado a un segundo plano. Las tareas del hogar no las quiere hacer nadie. Son ingratas e invisibles. Durante mucho tiempo estas tareas han sido consideradas como símbolos de esclavitud femenina. Ahora, las hacen los equipos electrónicos o una empleada (curiosa paradoja).

Felizmente, nos hemos librado de algunas labores rutinarias muy duras y una de las que  se considera mas ingrata es la de la colada y la plancha.

En la actualidad existen un gran numero de establecimientos y servicios orientados ha hacernos la vida mas facil y comoda con unos costes muy asumibles. Los hay rapidos, economicos, a domicilio, profesionales, etc. que nos ofrecen un gran abanico de posibilidades de elección.

No tenemos tiempo, y el poco del que disponemos debemos de emplearlo con nosotros y con nuestra familia. Poco sentido tiene que despues del trabajo se llegue a casa para hacer mas trabajo, y que encima no sea precisamente de nuestro agrado.