Encaje de punto d´Alençon

Encaje de punto d´Alençon

Alençon

Es un encaje de aguja que se originó en Alençon, Francia, en el siglo XVI, también llamado la “Reina del encaje.” La industria local se amplió rápidamente durante el reinado de Luis XIV por Jean-Baptiste Colbert, creando un taller real en la ciudad para producir encajes en estilo veneciano en 1665. El propósito de crear este taller era reducir la dependencia de la corte francesa de las importaciones extranjeras. Las encajeras locales pronto modificaron la técnica veneciana y Alençon surgió como un estilo único en 1675.

El encaje de Alençon requiere 25 horas para producir un fragmento de 2 cm. por 2,5 cm. que durante mucho tiempo fue prácticamente exclusivo de la aristocracia francesa

Una particularidad de éste encaje es el relieve del “cordonnet” que forma los dibujos y que está bordado sobre crines de caballo que permanecen en el encaje. Prácticamente son piezas de museo.
La UNESCO ha reconocido el valor de este inusual encaje y en noviembre de 2010 fue añadido como bien intangible a la Lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Encaje de punto d´Alençon
Watch the video

Alençon

Es un encaje de aguja que se originó en Alençon, Francia, en el siglo XVI, también llamado la “Reina del encaje.” La industria local se amplió rápidamente durante el reinado de Luis XIV por Jean-Baptiste Colbert, creando un taller real en la ciudad para producir encajes en estilo veneciano en 1665. El propósito de crear este taller era reducir la dependencia de la corte francesa de las importaciones extranjeras. Las encajeras locales pronto modificaron la técnica veneciana y Alençon surgió como un estilo único en 1675.

El encaje de Alençon requiere 25 horas para producir un fragmento de 2 cm. por 2,5 cm. que durante mucho tiempo fue prácticamente exclusivo de la aristocracia francesa

Una particularidad de éste encaje es el relieve del “cordonnet” que forma los dibujos y que está bordado sobre crines de caballo que permanecen en el encaje. Prácticamente son piezas de museo.
La UNESCO ha reconocido el valor de este inusual encaje y en noviembre de 2010 fue añadido como bien intangible a la Lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

barbour belstaff