La colaboración en el grupo como voluntariado

El 12 de julio de 2020, nuestro amigo y colega Israel publicó en la sala de Telegram un estupendo agradecimiento hacia todos aquellos que intervienen y colaboran en la sala.

Su escrito llamó mi atención al darme cuenta de un aspecto del que no era para nada consciente. Intervenir en la sala es de alguna forma practicar el voluntariado. 

 


 

Buenos días a todos

Quisiera dedicar unas palabras de agradecimiento a los compañeros JM Cousillas, Vicente Claramunt y Josep Román. Compañeros que en cada momento y de manera desinteresada, aportan, ayudan y nos dan clases magistrales de nuestra profesión.

Es muy complicado estar en todo momento pendiente del grupo, en mi caso,(y no lo digo para excusarme) aparte del trabajo, cuido a mi padre en casa que está mayor, lidio con unas lesiones que llevo arrastrando durante un año, estudio todo lo que puedo los libros del señor Gilabert e intento ayudar a mis hijos en su día a día.

Insisto, no quiero excusarme, solo decir que cada uno de nosotros tiene sus quebraderos de cabeza y que aún así, estos tres caballeros, sacan tiempo de donde sea para aportar, ayudar, enseñar y explicar de forma magistral con todos sus conocimientos a todos nosotros. Es para pararse a pensar la grandísima dedicación que le ponen de manera desinteresada y quitarse el sombrero por su voluntariado.

NUNCA hacen comentarios desafortunados a otros compañeros ni exponen información que no sea VERAZ sea cual sea el problema que se expone.

Gracias por vuestras clases de química, limpieza cuántica y demás exposiciones de manera desinteresada de todos los temas y más relacionados con nuestra profesión.

Señores, mil gracias y feliz domingo a todas las personas de este grupo que ayudan e intervienen en el grupo con BUENA FE.

Israel - Tintoreria La Rosa (Sitges)

 

Ostras!, menudo chute de buen rollo para sacarme feliz de la cama un domingo!!

Gracias Israel por tus palabras, que me llenan de buen ánimo.

El éxito del grupo es sin duda un éxito de todos.

Estoy en varios grupos similares, del club deportivo, de compañeros de promoción, etc… y sin embargo es en éste en el que encuentro un equilibrio nada fácil de conseguir.

Los principales temas tratados son los de carácter directamente profesional pero al mismo tiempo se puede hablar (sin abusar) de temas más tangenciales o de inquietudes personales sin que por ello se vea afectado el propósito original del grupo. Todo ello en un ambiente distendido y respetuoso. Como digo no es fácil pero es gracias a todos que lo estamos logrando.

Tomar una herramienta tan cotidiana como un servicio de mensajería instantánea, que habitualmente solo la usamos para banalidades (no sé si existe el negro del Telegram), transformarla en algo que nos puede ayudar en nuestro día a día, en algo que nos acerca a aquellos que tienen nuestros mismos problemas y que por ello son los que pueden echarnos una mano, es una idea genial. (Gracias Josep y Vicente!).

Pero conseguir que la herramienta funcione de verdad es un éxito de todos. Los administradores solo estamos para, como los semáforos, conseguir que todo fluya. Por tanto, gracias a todos compañer@s.

De tu escrito Israel, me ha llamado la atención una palabra: “voluntariado”.

Hace más de 15 años que decidí dedicar parte de mi tiempo diario a tareas de voluntariado. Lo practico cada día. Creo en esa gran arma de mejora social (y además soy de poco dormir). Siempre digo que no quiero cambiar el mundo, que me conformo con intentar cambiar los 50 metros que hay a mi alrededor. Y reconozco con orgullo que he participado en algunas acciones exitosas.

Curiosamente, hasta que has dicho esa palabra, no me he dado cuenta de que en parte, el aportar lo que sabemos a nuestro grupo, también es un voluntariado.

Lo que si tengo claro es que, como voluntario, siempre he recibido mucho más de lo que he dado. Estoy seguro que este caso no será la excepción.

JM Cousillas - Santa Marta Tintorers (La Seu d'Urgell)

 

barbour belstaff