BARBOUR

ENVASES MÁS SOSTENIBLES, LA AMBICIOSA ESTRATEGIA DE PROQUIMIA

Proquimia se avanza a la normativa y ya utiliza los envases obligatorios para 2030

La sostenibilidad medioambiental es y ha sido uno de los pilares estratégicos de Proquimia.  Como resultado, los últimos años, la compañía ha focalizado gran parte de sus esfuerzos de innovación en mejorar los envases de producto, con el principal objetivo de minimizar la cantidad de residuo plástico generado.

Los envases plásticos debido a su corto ciclo de vida; consumen más de un tercio del material plástico a nivel mundial y originan más de la mitad de los residuos plásticos generados, de los cuales un porcentaje muy bajo es reciclado (14% envases reciclados en 2015 a nivel mundial).

Para hacer frente a esta situación es necesario un cambio radical en nuestra economía basada, hasta ahora, en un uso extensivo y lineal de los materiales plásticos. Se trata de un cambio que requerirá la participación activa de toda sociedad: regulación por parte de los gobiernos, innovación por parte de las empresas y actuación por parte de cada uno de nosotros.

Proquimia ya ha empezado esta transformación, utilizando la innovación y el ecodiseño como soluciones y disruptivas que aborden la problemática desde su raíz.

Como resultado de la aplicación de este modelo de análisis sobre la actual gama de productos, Proquimia ha definido la estrategia para el desarrollo de la economía circular a nivel de packaging dirigida a obtener los siguientes objetivos para 2025:

  • Envases 100% reciclables, reutilizables o compostables.
  • Envases de PE y PET fabricados con más del 25% de material plástico reciclado (post consumo).
  • 100% envases flexibles multicapa/multimaterial sin capas barrera (OPA, EVOH...) y fácilmente reciclables.
  • 100% cartón y madera procedente de fuentes controladas FSC o PEFC.

Este foco en los envases no ha menguado sus esfuerzos en la producción de productos cada vez más sostenibles. El sistema ECOCONPACK, basado en productos concentrados y envases bag in box, ha permitido conseguir reducciones en la generación de residuos plásticos superiores al 80%. El sistema XOP, basado en cápsulas monodosis hidrosolubles de productos líquidos concentrados, elimina totalmente la producción de residuos plásticos de envases. El desarrollo de productos sólidos concentrados envasados en sacos, ha permitido reducir significativamente el consumo de plásticos en envases.

Estas acciones, además, van acompañadas del propósito de la empresa de ser saludables y sostenibles en todos sus ámbitos de actuación.