BARBOUR

El mantenimiento en la tintoreria: el calderín

¿Que debemos saber acerca de la caldera de nuestra plancha?
A través de los años muchas técnicas han evolucionado: la forma de planchar, la forma de lavar etc. Por un igual, los productos químicos han mejorado en composición y calidad; sin embargo y de forma curiosa, la manera de hacer vapor sigue siendo la misma, si bien,los materiales para la construcción de las calderas son mejores. .

Partes de la caldera.

1. El cuerpo de la caldera fabricado en acero galvanizado o acero inoxidable.Su capacidad suele variar entre 2 lts y 22 lts, en función del equipo que alimentan. Desde una caldera de sobremesa para una plancha, hasta una caldera para una prensa. El cuerpo de la caldera debe estar debidamente aislado para aprovechar al máximo las calorías y no afectar las condiciones de trabajo. En él se ubicaran los distintos orificios para los accesorios que forman parte de ella.

2. El control de nivel es quizás la parte que más ha cambiado En un principio eran dos vulvas de mercurio y posteriormente solo una. Actualmente se utilizan una o dos sondas conductivas. Su función es la de conectar la bomba cuando falta agua, conectar las resistencias cuando llega al nivel mínimo y la de desconectar la bomba cuando llega al nivel máximo.

{rsmembership id="4,5"}

3. El presostato sirve para regular la presión de trabajo, que puede variar entre los 3 kg. y los 5 kg. .Cuando se alcanza la presión predeterminada se desconectan las resistencias.

4. La válvula de seguridad, es un mecanismo de seguridad que se abre dejando escapar el aire, agua o vapor cuando se excede de la presión a la que esta regulada. El margen de seguridad esta en 1,5 kg. .Por lo tanto si se trabaja a una presión de 3,5 kg. ,la válvula de seguridad se abrirá cuando la presión interior alcance los 5 kg.

5. El manómetro nos indica en todo momento la presión que hay dentro de la caldera.

6. Las resistencias son los elementos encargados de calentar el agua. Su potencia se mide por su consumo de electricidad en vatios por hora. Según el tamaño de la caldera se le instalan resistencias de mas o menos potencia, que varían entre los 2000 y los 16000 vatios. Pueden ser monofasicas o trifasicas y de elementos fijos o recambiables.

7. La bomba. La electroválvula. La válvula de retención son los tres elementos encargados de suministrar el agua a la caldera. Es el control de nivel que da la señal a la bomba y a la electroválvula al mismo tiempo para funcionar o parar. La válvula de retención evita que el agua caliente y el vapor que hay dentro de la caldera puedan retroceder hacia la electroválvula y la bomba.

Averías mas corrientes
La boya y las resistencias son los dos accesorios que con mas frecuencia se averían.

AVERIA: Sale agua por la plancha y la válvula de seguridad.
CAUSA: La boya se ha perforado, llenado de agua y por lo tanto el control de nivel no actúa
AVERIA: Tarda mucho en subir la presión o no sube.
CAUSA: Un elemento de la resistencia o todos se han fundido
AVERIA: No entra agua en la caldera
CAUSA: Revisar la bomba, la electroválvula y la válvula de retención siempre asegurándose de que el filtro de entrada de agua no esta obstruido y que llega agua a la instalación
AVERIA: Al abrir la purga no sale agua. (Muchos profesionales no dan importancia a este hecho, pero es el anticipo de una grave avería.)
CAUSA: Cantidad de incrustaciones y sedimentos taponan la salida de agua por la purga. Al igual las resistencias están llenas de incrustaciones que separan de entre si los elementos y harán muy difícil y costosa la labor de limpieza de la caldera y / o cambio de las resistencias.

Mantenimiento
El mejor mantenimiento que puede recibir una caldera es la purga diaria. Como mínimo debe de purgarse dos veces al día. Por la mañana al empezar, justo después de conectarla la purgamos para restablecer su nivel y su presión. Cuando ha alcanzado la presión de trabajo purgamos nuevamente durante tres segundos y nos disponemos a trabajar. Al finalizar la sesión de trabajo, cuando la presión esta al máximo, realizamos tres purgas seguidas de dos segundos cada una. Esto debe hacerse con el agua en condiciones normales, cuanto más dura es el agua, más importante es realizar esta operación de purga e incluso aumentar en una, dos o tres veces más las purgas. Con ello conseguimos minimizar la redeposicion de cal en la boya y las resistencias. De no hacer estas purgas diarias conviene abrir y limpiar la caldera una vez al año, si se hacen todas las purgas adecuadas seria suficiente abrir la caldera una vez cada tres años. Es mejor y menos costoso pagar un mantenimiento que una reparación, es decir mas vale prevenir que curar.
El empresario tintorero debería adoptar la costumbre de incluir en sus gastos anuales el mantenimiento adecuado de su maquinaria y de esta forma evitar problemas con costes imprevisibles.

{else} LEER ARTICULO COMPLETO {/rsmembership}