BARBOUR

Retintura de Ropa en Tintorería, Lavandería y su Recepción (I)

La retintura de ropa usada es un servicio poco utilizado por los profesionales de tintorerías y lavanderías, tal vez por el desconocimiento que hay sobre el proceso que se sigue y la falta de unas pautas para que su recepción sea la correcta y evitar así problemas posteriores. En sucesivos artículos, intentaremos explicaros más a fondo los diferentes procesos que se realizan, los factores que intervienen durante el proceso de retintura y los conocimientos básicos para la recepción de las prendas, siendo éste el 50% de garantía de éxito de este servicio; asimismo os servirán, si es necesario, para poder defender cualquier posible anomalía surgida durante su manipulación. La finalidad de este servicio es, en la mayoría de los casos, poder aprovechar una prenda que por el uso habitual, los procesos de lavado, exposición a agentes que erosionan o modifican la fibra, manchas, decoloraciones, etc. sufre alteraciones importantes en su aspecto y no se puede utilizar.

 

Restaurando el color conseguiremos en la mayoría de ocasiones renovar su imagen y cubrir defectos alargando así el tiempo de uso de la misma. El proceso de retintura requiere maquinaria específica en función de los distintos procesos que requiere cada materia textil, así como unos conocimientos de las fibras, su confección y los procesos químicos textiles que se emplean.
En el caso de la retintura de ropa usada debe primar el cuidado de las prendas ya que todo efecto mecánico innecesario en su manipulación solo conseguirá envejecer más el aspecto de la prenda.

En muchas ocasiones se utilizan sistemas manuales como las barcas de tintura, que están en continuo movimiento accionadas manualmente siendo el efecto mecánico sobre el tejido prácticamente nulo.

La relación de baño utilizada es mayor que la de las máquinas, siendo la fricción entre prendas mucho menor.
Cuando las prendas son más resistentes también se utilizan máquinas de tintura automáticas o semiautomáticas, de bombo horizontal o vertical según se requiera.
Previamente a la selección de la herramienta a utilizar se deberán tener en cuenta varios factores:
• el estado actual de las prendas.
• cómo están confeccionadas (insuficiente o mal acabado en costuras, estampados, lacas, plastificados, fornituras y aplicaciones, etc).
• tratamiento adecuado para el tipo de fibra del tejido.

Cuando se clasifican las prendas para tintar se separan por grupos de fibras; dentro de cada grupo se hacen subgrupos en función del tipo de confección (prendas delicadas o no delicadas) y del tipo de defectos que debemos restaurar.
El proceso de tintura o retintura se realiza siempre por total inmersión de la prenda en baño.
Cada una de las fibras textiles requiere un proceso específico de tintura, siendo común a todos ellos un control exhaustivo de tiempo, temperatura, relación de baño, velocidad de giro, tiempo de inversión, añadido de aditivos, enfriamiento, aclarado y suavizado si lo requiere.
Seguidamente se procede a su centrifugado y posterior secado, ya sea en secadora o al natural, en espacios interiores preparados para ello.En ocasiones se debe repetir el proceso varias veces, utilizando fórmulas concretas para que sea posible restaurar algunas alteraciones o decoloraciones decoloraciones que han afectado al tejido de manera importante. Por la complejidad del proceso y los muchos factores que intervienen, no siempre el resultado es el esperado, aun así el 90% de las prendas quedan totalmente restauradas y aptas otra vez para su uso. Después de esta breve introducción a los diferentes procedimientos de retintura, daremos paso a dos bloques en los que se basarán nuestros siguientes artículos.
Las prendas, sus tipos y los riesgos que conllevan cada uno, su confección y detección de posibles anomalías que perjudicarán el resultado de nuestro trabajo.
Las fibras y tejidos, su comportamiento en retintura y cómo conocerlas.
Nuestro único afán es haceros partícipes de unos conocimientos que, en el día a día, os puedan ser útiles como profesionales de tintorería y lavandería y poder ofrecer un servicio más especializado que responda a las exigencias que requieren los usuarios.

Xavier Bosch

Gerente de Tintorería Industrial