BARBOUR

Retintura de Ropa en Tintorería, Lavandería y su Recepción (II)

AlgodónEl conocimiento básico de las fibras textiles es una herramienta necesaria para el recepcionado de ropa, sea cual sea el proceso a realizar ( lavado, desmanchado, planchado, tinte, etc.). Vamos a hablar de las fibras y tejidos más comunes empleados en la industria textil, cómo identificarlos y su comportamiento en retintura. Para su identificación utilizaremos uno de los métodos más sencillos que es el comportamiento que experimentan las fibras o tejidos cuando se les aplica una llama. Las fibras textiles se clasifican en tres grandes grupos:

Naturales, Artificiales y Sintéticas.

Empezaremos por las Naturales, que a su vez se dividen

en Vegetales y Animales.

VEGETALES: 

El Algodón (fibras de semillas) Se llama algodón (del árabe ALCOTON) a la materia filamentosa que recubre las semillas de diversas especies de plantas del género Gossyplium (familia de las malváceas), generalmente anuales.Una vez maduro, sale de las cápsulas (tamaño de una nuez) el algodón que ha crecido en las semillas. Una misma especie cultivada en uno u otro país, da plantas totalmente distintas según el clima y condiciones del terreno (figura 1). El aspecto de la fibra del algodón tiene forma de una cinta plana, con bordes redondeados, retorcida sobre sí misma y de 13 a 14 milímetros de longitud; su finura oscila de 20 a 40 micras y su diámetro disminuye de la base a la punta. En la planta tiene un color amarillento, en sección tiene el aspecto arriñonado.

El Gossypium Barbadense, es anual o bienal, es el tipo más perfecto que se conoce; se cultiva en América del Norte con el nombre de Sea Island y el color de este algodón es beige. La calidad PIMA, de Perú, pertenece a este grupo y se cultiva y extrae en un desierto del norte de Perú, en una zona de unos 40 kms. que contiene un microclima que favorece el cultivo de uno de los mejores algodones del mundo, tanto por la longitud de su fibra como por el grado de madurez. Es agradable de llevar, no irrita la piel, es resistente, tiene buen poder de absorción y se comporta bien en el lavado. El Algodón Mercerizado se consigue con un tratamiento con sosa cáustica del hilo de algodón sometido a tensión, hincha la fibra y encoje el hilo dejándolo muy brillante, más resistente y elástico y con un tacto más sedoso.

Comportamiento a la llama: arde rápidamente, manteniendo la combustión sin apagarse; la llama es viva, sin humo, dejando muy poco residuo; olor a papel quemado. Su comportamiento en retintura es excelente y no suele presentar problemas; encogimiento  mínimo y buena afinidad a los colores.

El Lino (fibras vastas) Planta herbácea de la familia de las lináceas; su tallo se utiliza para confeccionar tela y su semilla, llamada linaza, se utiliza para extraer harina (harina de linaza) y aceite (aceite de linaza), su fruto seco recibe el nombre de “gárgola”. Su tallo hueco y cilíndrico crece recto hasta una altura de 70 cm; tiene hojas angostas y puntiagudas, dispuestas alternativamente en toda su longitud; las flores presentan cinco pétalos de color azul claro. (figura 2) Se divide en tres variedades: Lino frío o grande, es muy tardío y echa unos tallos altos y delgados, de los cuales se extrae una hilaza fina y larga, que es la que sirve para la fabricación de batistas y encajes (famosos en la región de Flandes). Lino cálido, es achaparrado o tiene tallos de poca altura, la hilaza que da es corta y vasta. Por último el lino mediano ocupa el término medio entre las dos variedades precedentes y es la que se cultiva mayoritariamente. (figura 3) Comportamiento a la llama: se comporta de manera parecida al algodón, arde fácilmente, con olor a papel quemado, mantiene la combustión y da poca ceniza. Su comportamiento en retintura es parecido al algodón en cuanto a su afinidad a numerosos tipos de colorantes, pero su encogimiento es mayor.

El Ramio (fibras vastas) El ramio es una especie de la familia de las urticáceas de procedencia asiática. De su corteza se obtiene una fibra textil. Alcanza una altura de entre 1 y 2,5 metros. El ramio blanco es cultivado en China, mientras que otra variedad, el ramio verde, se cree que es original de la península malaya. Ya en el antiguo Egipto se utilizaba en el vendaje de las momias y entorno al IV milenio antes de Cristo ya se cultivaba también en China. (figura 4). Brasil comenzó su producción en la década de 1930, teniendo su máximo auge en los 70, iniciando después un progresivo declive. Hoy en día se suele emplear mezclada con otra fibra vegetal.

Comportamiento a la llama: prácticamente igual a los anteriores, con alguna pequeña diferencia en función de la fibra de mezcla, si la lleva. Su comportamiento en retintura es prácticamente igual al del algodón. Otras fibras vegetales, tal vez menos utilizadas, pueden ser: del tallo, como el Cáñamo, el Yute, el Kenaf, etc; de las hojas, como el Sisal, el Tampico, el Esparto, la Pita, etc. o del fruto, como el Coco, la Piña, el Madrás, etc. Su comportamiento a la llama: es similar al resto de fibras vegetales, arden con facilidad, con olor a papel quemado, mantienen la combustión y el residuo de ceniza es mínimo.


ANIMALES
Seda Natural. Destacan dos variedades: la seda que proviene de la variedad bómbix mori, siendo ésta la más importante por ser la única que se presta a su cria doméstica. Otra variedad: la bómbix myliata, que procede de la India, donde vive en estado silvestre sobre los robles; esta variedad produce una seda llamada tussah o “salvaje” pero no es posible la cria doméstica o controlada. En estado crudo, se presenta en forma de dos filamentos unidos por sericina, que se extraen del capullo del gusano de la seda. (figura 1).

En la formación de su capullo y a lo largo de su vida, este gusano posee unas glándulas que fabrican este material con una proteína denominada fibroína. Para poder separar las fibras se aplican baños a temperaturas elevadas. (figura 2). Una vez descrudada, forma filamentos finos de diámetro variable. Resistente y elástico, dulce y crujiente al tacto, muy confortable. Tiene buen poder aislante y una gran capacidad de absorción; la exposición a la luz envejece la fibra y es muy sensible a acciones mecánicas como el frote y también al sudor. Comportamiento a la llama: semi arde con llama irregular y chisporroteante, dejando un residuo negro, hinchado, fácilmente pulverizable. Olor a pelo quemado. Su comportamiento en retintura es excelente, su gran poder de absorción favorece el proceso, el encogimiento es mínimo o nulo.

 

 

Xavier Bosch
Gerente de Tintoreria Industrial