Manual de Lavandería Industrial ( I )

INTRODUCCIÓN.   El único fin que se pretende con el presen­te manual, es poner al alcance de los no iniciados, algunas de las consideraciones prácticas que deben de tenerse en cuenta en el lavado de la ropa de lavandería indus­trial.

 

 

¿QUÉ ES EL LAVADO?

El lavado consiste en la separación de la suciedad adherida a una superficie, evitan­do una vez separada, que vuelva a deposi­tarse.

¿QUE ES LA DETERGENCIA?

Es la suma de "poderes" físico-químicos (mojantes, emulsionantes, dispersantes, secuestrantes, antiredepositantes, etc.) con el fin de separar la suciedad de la superfi­cie sólida (en definitiva de que se produzca el lavado).

En general estos "poderes" físico-químicos los aporta el Detergente dentro de un Sistema Detersivo.

{rsmembership id="4,5"}

¿DE QUE ESTA CONSTITUIDO EL SISTEMA DETERSIVO?

Un sistema detersivo está constituido por el conjunto de los siguientes conceptos:

1)  EL SUSTRATO: Se trata de la superficie a lavar, que en el caso de la lavandería es la ropa o tejidos.

2)  LA SUCIEDAD: Elemento no deseado y que hemos de eliminar.

3) EL BAÑO DE LAVADO: Que se caracteriza o está formado por los siguientes elementos:

3. a.: El agua y su calidad y/o naturaleza. Es un excelente disolvente de substancias y es el disolvente universal por excelencia. El agua utilizable en lavanderías debe estar limpia y exenta de materias en suspensión.

La dureza del agua es la cantidad de sales disueltas en la misma (normalmente sales de calcio y magnesio). Dichas sales son per­judiciales para el lavado, ya que pueden producir incrustaciones y agrisamientos en los textiles.

3. b.: Los productos solubilizados en el agua para eliminar la suciedad y a los cua­les les denominaremos DETERGENTES y son los portadores de los "poderes físico-quími­cos" mencionados anteriormente.

4) LA ENERGÍA UTILIZABLE: Normalmente son de dos tipos:

4. a.: Energía mecánica. En definitiva se trata de producir un rozamiento o choque entre los Sustratos (tejidos) para favorecer el desprendimiento de las suciedades. (Antiguamente se frotaba con las manos ayudadas de una tabla o piedra/losa plana).

4. b.: Energía calorífica, ya utilizada para aumentar la temperatura del baño de lava­do, ya que en general se consiguen mejores resultados de lavado por varios motivos físico-químicos (reducción tensión superfi­cial agua, facilidad solubilidad en agua).

 

FACTORES FUNDAMENTALES LAVADO TEXTIL

En un proceso de lavado textil intervienen conjuntamente cuatro factores:

-  QUÍMICO: (Q) agua, detergentes, produc­tos de blanqueo, productos neutralizantes,
suavizantes, textiles, etc.

-  MECÁNICO: (M) máquinas de lavar, altu­ra de caída de ropa, velocidad de giro del
tambor, relación de carga, relación de baño, etc.

-  TIEMPO: (T) duración del ciclo y sus diver­sas fases, etc.

-  TEMPERATURA: (t) temperatura de las distintas fases de lavado y su influencia.

Se pueden visualizar estos 4 factores en el círculo del Dr. Sinner:

 

En todo proceso de lavado, estos cuatro factores deben estar perfectamente equili­brados. Cuando por necesidad o -deficiencia, de la lavandería se disminuye uno o más factores, debe sustituirse su efecto aumen­tando otros.

Ejemplo:

T. Ropa en remojo:

AI ser nula la acción MECÁNICA, debe aumentarse; el TIEMPO y la acción QUÍ­MICA.

2. Lavar la ropa en menos tiempo, mante­niendo la calidad:

Al disminuir el factor MECÁNICO y el TIEM­PO, debe aumentarse la acción QUÍMICA y la TEMPERATURA.

 

DEFINICIÓN GENERAL DE   LOS PODERES FÍSICO-QUÍMICOS

Un agente de lavado, DETERGENTE, debe aportar al baño ciertas propiedades princi­pales:

1) PODER MOJANTE:  Es importante que los tejidos a tratar se sumerjan rápidamente en el baño de lava­do.

2) PODER EMULSIONANTE Y DISPERSANTE: Es la facilidad y rapidez de quitar rápida­mente la suciedad del substrato.

3) PODER ANTIREDEPOSITANTE: Permite Ja evacuación de la suciedad extra-ida, evitando que se flocule o se redeposite sobre e! tejido.

4) PODER SECUESTRANTE: Capacidad de secuestrar iones metálicos o alcalino-férreos (calcio y magnesio), ya que éstos perjudican el baño de lavado debido a fenómenos químicos.

5) PODER SAPONIFICANTE: Capacidad de formar jabones con algunos tipos de manchas de origen oleoso (aceites y grasas).

6)  PODER DISOLVENTE: Como su nombre indica, es la propiedad de disolver algunos tipos de mancha: (Ejemplo: los fosfatos que favorecen la solubilización de manchas de albuminoides (manchas de huevos, leche, etc.

Estos 6 poderes son los más significativos y relevantes dentro de un sistema de lavado.

Existen otros poderes, por ejemplo:"poder inflante", "poder espumante", "poder inhibidor", etc. que mirados desde el punto de-vista de detergencia, son poco relevantes.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS DETER­GENTES POR SU ASPECTO FÍSICO 

A partir de estas consideraciones, podemos entrar de forma más particular en los detergentes y su clasificación, que lógica­mente se pueden clasificar de muy variadas y diversas formas:   Por su aspecto físico, Atomizados,  Semi-atomizados Y Micronizados.

 

ATOMIZADOS 

Son detergentes cuyas características prin­cipales son::

Densidad aparente       300-500 g/l
Alcalinidad               < 5% como NaOH

Como su nombre indica, se obtienen por atomización que consiste en lo siguiente:

1) Formar un slurry con los diferentes com­ponentes del detergente. 

2)  Se pulveriza este slurry en una torre de atomización, que consiste en realizar un
secado súbito de las partículas pulverizadas con lo que se consiguen partículas huecas
o semi-huecas, con mucho volumen y poco peso por lo que la densidad aparente es muy baja.

Son detergentes con una facilidad de arrastre y solubilidad muy alta, con una alcalinidad muy baja, en consecuencia con un poder saponificante limitado.

Por otra parte el costo de obtención es excesivamente alto debido a los gastos por el consumo de energía.

 

SEMI-ATOMIZADOS

Obtenidos por mezcla de elementos atomi­zados y no atomizados.

Las propiedades principales son:
Densidad aparente       500-700 g/l
Alcalinidad              5-20% como NaOH

Son los detergentes más corrientes utiliza­dos en las lavanderías industriales, ya que tienen una muy buena capacidad de arras­tre, así como una correcta solubilidad y, por otra parte, un elevado poder saponificante.

 

MICRONIZADOS

Son los obtenidos por mezcla de elementos no atomizados.

Las características principales son:
Densidad aparente    700-900 g/1
Alcalinidad            15-30% como NaOH

Normalmente son detergentes muy agresi­vos para lavados muy enérgicos.

La facilidad de arrastre y solubilidad es limitada.

El poder saponificante es muy alto por lo que son detergentes adecuados para un tipo de ropa de cocina y/o monos mecáni­cos, en donde la vida de la misma no sea un factor importante.

CLASIFICACIÓN DE LOS DETER­GENTES POR SU APLICACIÓN

Todos los detergentes para el lavado de ropa, están constituidos por los siguientes elementos generales:

Materias activas: 

No-iónicas: -Condensadas en OE sobre cadena hidrófoba.

Aniónicas:  -Derivadas LAS

                  -Jabones naturales

Builders (Agentes alcalinos con acción sinergética):  Carbonatos, Silicatos, Fosfatos, etc.

Agentes secuestrantes:  Polifosfatos, Secuestrantes orgánicos,  Zeolitas,  etc.

Elementos auxiliares

Tamponantes: correctores pH: Bicarbonatos

Blanqueantes químicos: Persales

Blanqueantes ópticos:

Derivados orgáni­cos.

Estilbénicos.

Antirredepositantes: C.M.C.

Catalizadores e inhibidores: Sulfates, alúmina y magnésicos.

Mejoras organo­lépticos: Colo­rantes y perfu­mes.

Cargas: Sales neutras: Sulfato sódico.

Enzimas

 

DETERGENTES PARA EL PRELAVADO

Según el proceso de lavado, los detergente: utilizados durante el prelavado son productos compuestos por:

Materia activa.... normal/baja (4-8%)

Builders............. elevados      (40-60%)

Secuestrantes... normal/bajo (5-15 %)

Aditivos............. bajos        (c.s.)

O sea, son productos donde se requiere un poder saponificante elevado y un buen poder mojante.

En cambio no es necesario en general la presencia de aditivos como: blanqueantes,  tamponantes, esencias, etc.

La presencia o no de secuestrantes depende de la calidad de agua del lavado.

 

DETERGENTES PARA EL LAVADEN AGUAS BLANDAS Y AGUAS  DURAS

La diferencia esencial entre estos dos tipos de detergentes es el contenido en secuestrantes (polifosfatos).

La composición de estos detergentes es del siguiente orden:

 

  Aguas Blandas Aguas Duras
Materia Activa  (8-12 %)  media/alta  ídem
 Builders  (20-30%) medio  ídem
 Secuestrantes  (5-15 %) bajos  (15-40 %) altos
 Blanqueantes ópticos  (c.s.) contiene  (c.s.) ídem
 Antirredepositantes  (2-5 %) alto  (1 %) medio/bajo

 

 

DETERGENTES PARA EL LAVADO EN FRÍO Y EN CALIENTE

La diferencia entre estos dos tipos de de­tergentes se manifiesta básicamente en el contenido de materia activa.

Así pues, un detergente para lavar en frío tiene un  %  de materia activa superior a un detergente para lavar en caliente; se puede decir que la ausencia de temperatura se sustituye por materia activa y/o viceversa.

La composición típica de estos detergentes sería como sigue:

 

                        Frio                               Caliente                   
Materia activa                                Alta (12-16 %)                               Media/baja  (8-10 %)                        
Builders  Medio/alto (20-30 %)  Medio/bajo (10-20 %)
Secuestrantes  Medio (20-40 %)  Medio (20-40 %)
Blanqueantes ópticos     c.s.  c.s.
Antirredepositantes  Medio (1-2 %)  Medio (1-2 %)

 

 

DETERGENTES COMPLETOS

Son detergentes que contienen un agente de blanqueo capaz de liberar oxígeno, como por ejemplo Perborato.

Normalmente son detergentes para lavar en caliente que además de aportar poder detergente, aporta también poder blanque­ante y desinfectante, siendo innecesaria la utilización de hipoclorito.

Sus composiciones son similares a las indi­cadas, con la diferencia esencial que con- tiene entre 10-20% de una Persal, que si es perborato conviene lavar en caliente para obtener mayor rendimiento y si es otro tipo de persal, puede ser utilizado a temperatu­ras inferiores.

 

DETERGENTES ENZIMATICOS

Igual a anteriores, pero contienen enzimas.

 

AUXILIARES DE LAVANDERÍA

1) Auxiliares de Blanqueo:  Hipoclorito Agua oxigenada Perborato y/o otras persales.

2) Neutralizantes:   De la Alcalinidad: Ácidos orgánicos débiles (acético, cítrico, fórmico).  Del Cloro: Bisulfitos, hidrosulfitos, etc.

3) Suavizantes

4) Humectantes

AGENTES DE BLANQUEO

BASADOS EN CLORO

Existen dos tipos fundamentales:

-   Los hipocloritos (lejías)

-   Los derivados de cloro orgánico (lejía en polvo)

En ambos casos el responsable del blan­queo es el oxígeno activo que se libera durante su hidrólisis cuando están disuel­tos en agua.

El inconveniente de este tipo de blanqueo es que, además de liberar oxígeno activo, se forma ácido clorhídrico y, si no está muy bien controlado el pH (aprox. 10), puede

producir roturas y degradación de las celulósicas.

La reacciones de hidrólisis que tienen efecto son las siguientes:

NaOC1+ H20----------- NaOH + HC10

HC1O--------------------  HC1 + 0°

Otro gran inconveniente es que si estamos trabajando con aguas ferraginosas o que contengan partículas de hierro hemos de eliminarlo previamente, ya que de lo  contario este  metal cataliza la acción de oxi­dación de  la lejía, provocando perforaciones  y/o  roturas en las partes del tejido depositadas.

Otro de los inconvenientes del uso de lejías o derivados clorados, es que el tejido ha de estar muy bien aclarado y asegurarse de la ausencia de cloro antes del calandrado, ya que sino  puede formarse clorhídrico y por tanto perforar el tejido.

 

AGUA OXIGENADA

Es el agente oxidante más utilizado en la industria textil para el blanqueo de las fibras.

Las reacciones de disociación que tienen lugar en un medio alcalino son las siguientes:

H2O2 +OH---------------------H2 + H02-

(iones alcalinos)               (iones peróxido de hidrógeno)

HO2-----------------------------OH  + 0°  (oxígeno activo: responsable del blanqueo)

En presencia de metales pesados el H2 02 puede descomponerse de una forma rápida y descontrolada. Como consecuencia, aumenta  el ataque químico sobre la celulosa por  oxidación, produciendo degradaciones sobre la fibra.

La forma  de controlar el desprendimiento es mediante estabilizadores (por ejemplo silicatos) o bien mediante secuestrantes específicos de metales pesados. Según el caso se utilizará un sistema u otro.

Las ventajas de blanqueo con H2 02, respecto al  hipoclorito, es que se pueden realizar procesos de blanqueo en frío o en caliente  (80-100°C), cosa que con el hipoclorito solo es recomendable hasta 50º o 60º  como  máximo.

Por otra parte, en hospitales, clínicas, etc. uno de los desinfectantes utilizados es el "Habitane" o similares, que producen unas manchas que en un proceso normal de lavado  pueden eliminarse,  pero si se tratan con lejías, las manchas se fijan de tal forma, que prácticamente son imposibles de eliminar y toman un color amarillo/pardo.

 

PERBORATOS Y OTRAS PERSALES

Desde el punto de vista de blanqueo de textiles, el comportamiento y resultados son similares  a las de H2 02 porque en definitiva  son "dadores" de oxígeno activo.

Las ventajas respecto a esta última, es que son productos sólidos y mucho más fáciles manipular.

La Persal más conocida y utilizada es el Perborato, el cual si no está activado libera el oxigeno a partir de 70°C, por lo que noemalmente se recomienda lavar a esta temperatura cuando se utilizan "detergentes completos".

No obstante puede conseguirse también lavar a temperaturas inferiores si utilizamos un  perborato activado o bien otros tipos de persales (percarbonatos, persulfatos etc.) que son capaces de liberar oxigeno activo a temperatura ambiental.

 

AGENTES NEUTRALIZANTES

Bajo este concepto existen dos posibilida­des que deben ser aclaradas en las lavan­derías. Estas dos posibilidades son:

-   Neutralizantes de la alcalinidad.

-   Neutralizantes de cloro.

Los neutralizantes de la alcalinidad son ácidos orgánicos débiles (acético, fórmico, etc.), mientras que los neutralizantes de cloro son agentes reductores que neutrali­zan el efecto oxidante del cloro.

Se utilizará uno u otro según la necesidad. Ejemplos:

  1. Restos altos de alcalinidad y sin cloro: neutralizante ácido
  2. Restos poca alcalinidad y sin cloro: neu­tralizante ácido
  3. Restos altos de alcalinidad y alto de cloro: ácidos + reductores.
  4. Restos poca alcalinidad y alto cloro: neutralizante reductor.
  5. Restos poca alcalinidad y poco cloro: neutralizante reductor.

 

 

SUAVIZANTES

Son tensioactivos catiónicos cuya propie­dad, entre otras, es su gran sustantividad sobre fibras textiles, confiriéndoles un tacto suave y lleno.

Otras propiedades es que impiden la for­mación de electricidad estática, facilita el planchado, tiene efectos bactericidas, etc.

La composición básica de los suavizantes son de dos tipos:

- Derivados de amonios cuaternarios.

- Derivados inmidazolínicos.

El primero es el más tradicionalmente uti­lizado, ya que proporcionan mayor poder suavizante.

El segundo, en cambio, tiene un poder "Reweting" superior.

 

HUMECTANTES

Son composiciones de tensoactivos amó­nicos y no iónicos para conseguir, como su nombre indica, un poder humectante superior en el baño de remojo, lavado, etc

Normalmente además de aumentar el poder mojante del baño, aumenta también el poder emulsionante y detergente del mismo.

Se utiliza frecuentemente en el lavado de ropa hospitalaria durante el remojado, para facilitar la eliminación de todo tipo de suciedad que puede fijarse posterior­mente.

También es muy utilizado en el lavado de mantelerías para aumentar el poder emul­sionante.

Continúa  en: PROCESOS Y PROGRAMAS DE LAVADO EN LAVANDERÍA INDUSTRIAL.

{else} LEER ARTICULO COMPLETO {/rsmembership}