BARBOUR

El Pilling en los Textiles

1.- INTRODUCCION

Se conoce como PILLING el fenómeno por el que, a lo largo de su uso, se forman unas bolitas “pills” o aglomeraciones de fibras en las superficies de los tejidos que desmerecen el aspecto exterior de las prendas confeccionadas y en su calidad. La formación de estas bolitas está precedida de la migración de algunas fibras del interior a la periferia del hilo y/o del deterioro de alguna vuelta de torsión del mismo. La permanencia de estas bolitas en la superficie del tejido, depende entre otras circunstancias, de la resistencia de las fibras componentes y de su anclado y situación en el hilo.

 Cuando se trata de fibras sintéticas, el problema se presenta sobre todo en las de poliéster, ya que no es frecuente utilizar las de poliamida en forma de fibra cortada para fabricar prendas de vestir.

Diferentes métodos han sido desarrollados destinados a evaluar el pilling pero todos están en función de las diversas variables que incluye una estructura textil y la propia mecánica de abrasión al uso. Para paliar su formación se han llevado a cabo tratamientos anti- pilling que tienden a reducir el número de pills superficiales pero no su eliminación total.

2.- ANTECEDENTES

La presencia en los artículos textiles del pilling o frisado y del desgaste por abrasión, origina una degradación en el aspecto y tacto en los mismos. La severidad y duración de este proceso varía considerablemente en función del tipo de fibras y de la estructura superficial del tejido. La zona abrasionada o desgastada puede ser tal que deje la prenda confeccionada inservible.

El problema de formación de pilling (pill o bolita) ya se mencionaba en los estudios de losaños de 1950 y se ha aceptado como una manifestación habitual al uso de determinadas estructuras textiles.{rsmembership id="4,5"}

La introducción de las fibras sintéticas para la fabricación de estructuras tejidas originó dos cambios importantes: primero un incremento y duración del pilling, y segundo que el consumidor lo empieza a detectar en los artículos de fibras sintéticas.

Whewell se refiere al problema de formación de pilling asociándolo a los tejidos de las mezclas de lana y determinadas fibras, sintéticas, algodón y poliamida. Otros autores como Heckert considera que el tipo de hilatura condiciona la posterior formación delpilling y el desgaste por abrasión. Dennisson y Leach estudiaron las propiedades físicas de los tejidos de las fibras naturales y las mezclas de las fibras químicas; y consideraron que el pilling o bolitas, y el desgaste que se produce por el roce o abrasión, es un fenómeno que deteriora el aspecto de la superficie de los tejidos, dejando huellas palpables en ella, ocurriendo principalmente en los tejidos de punto.

Leclercq en 1972, señaló en sus investigaciones, que en general, son conocidas las causas del pilling, provocando básicamente dos efectos en los artículos o prendas confeccionadas: el deterioro del aspecto y un acortamiento importante, en el tiempo de su vida útil. Mediante un incremento de la torsión de los hilos, se puede disminuir el pilling, bajo ciertos límites de hilabilidad y tejeduría. Existe la necesidad de establecer un equilibrio en la reducción del factor de torsión y el factor de cobertura, ambos influyen en el contenido de pilling. La densidad de hilos y pasadas y el peso del tejido, son parámetros que se deben de tener en cuenta a la hora de fabricar un artículo de calidad a costos razonables.

Cooke, en su tesis doctoral, describe los resultados de los mecanismos que rigen estos fenómenos; iniciando sus estudios con el análisis de la formación de pelusas de fibras enmarañadas y la formación de las bolitas o pill. La interpretación según Cooke y de los mecanismos de la formación de pilling, nos indica que el efecto inicial de la abrasión sobre una superficie de un tejido origina el enmarañamiento de las fibras y una masa de pelusa, esto como resultado de dos procesos: el efecto de los extremos libres de las fibras que emergen de la estructura del hilo y de la deformación de los bucles de torsión que se entrelaza o se une con alguno de los extremos libres de las fibras.

Gintis y Mead, describen este proceso con detalle señalando que el pilling se origina cuando hay una masa crítica de pelusa en la superficie de la estructura tejida, dependiendo de la cantidad citada de pelusa y de las características del tipo de fibras.

 

 

El “pilling” afecta numerosas estructuras textiles, incluyendo fibras, hilos, tejidos y tratamientos de acabado; este fenómeno reduce considerablemente el aspecto y calidad de los artículos confeccionados. El “pilling” se encuentra en función de la abrasión que sufre la estructura textil, del tipo de abrasivo, de las cargas y tracciones a las que son sometidas las estructuras y de la naturaleza del movimiento abrasivo.

Se han desarrollado muchos métodos para la evaluación del pilling, pero usualmente la comparación con los estándares de pilling fotográficos de tejidos han sido usados como valoración subjetiva de este fenómeno. Muchas investigaciones entre ellas las de Cooke, etc. indican que la generación de pelusa ocurre sustancialmente antes de la formación de pilling y que las bolitas se forman exclusivamente de las fibras enmarañadas de la pelusa; el anclado de las bolitas, tiene lugar sobre el tejido ya abrasionado o desgastado y las dimensiones de las bolitas dependen del tipo de fibras y de la estructura superficial (tejido de punto, tejido de lanzadera u otros).

En general al desprenderse las bolitas del tejido, queda la superficie con una disminución palpable de su densidad, llegando a ocasionar zonas transparentes hasta que finalmente tiene lugar la rotura de hilos y el agujero de la tela. Debe indicarse que en una prenda confeccionada existen zonas más propensas a la formación de pilling, en función de su uso.

Dos factores importantes son: el aspecto y tacto de las prendas confeccionadas a lo largo de su vida útil, afectados entre otros por el grado e intensidad de pilling superficial. El pilling es generado y por la combinación de dos fenómenos: Por las fibras emergentes de la superficie del tejido y por la persistencia de la formación de cúmulos de fibras enmarañadas (neps).

El primer fenómeno se incrementa en función de los coeficientes de flexión y de fricción, mientras que el segundo se incrementa de acuerdo con la elevada resistencia a la rotura; muestra de ello son los tejidos de fibras sintéticas tales como la poliamida y el poliéster. En definitiva la formación de pilling, es función de la técnica de fabricación y de las

características estructurales de un tejido. El “pilling” o pildeo, en los tejidos de mezclas de fibras tiene mayor presencia por causa de cierta incompatibilidad entre las propiedadesde las fibras constituyentes.

Naik A. y López Amo, consideran tres etapas de la formación de “pilling”:

                    • Las fibras cortas de los hilados, migran hacia la superficie del tejido debido a la acción de la abrasión; estas fibras se entrelazan o enmarañan dando lugar a la bolita o “pill” y tiene lugar el desprendimiento de la bolita del tejido, durante el uso normal de la prenda, o es arrancada por solicitación imprevista, dependiendo de la tenacidad del anclaje sobre el tejido.

                    • La mayor tenacidad de las fibras sintéticas hace posible el desprendimiento de las bolitas, y su propiedad de acumular la carga electrostática atrae las partículas contaminantes que facilita aún más el pildeo.

                    • Los autores clasifican los “pills” en dos grupos:“Pills” con núcleos de partículas contaminantes y “pills” formados por entrelazamiento exclusivamente de fibras.

 

 

 

{else} LEER ARTICULO COMPLETO {/rsmembership}