Degradación de películas impermeabilizantes

De tanto en tanto, aparecen en los mostradores de las tintorerías algún chaquetón de tipo deportivo, (como de ir en moto o caza),  de marcas muy conocidas  por sus cualidades técnicas,  como pueden ser   Barbour,  Belstaff, Dainese, etc.

Estas prendas de un coste elevado, son muy apreciadas por sus dueños en parte por su moderno y rompedor diseño, y sobre todo por sus altas prestaciones de uso, generalmente impermeables.

Para conseguir estas cualidades impermeabilizantes, los fabricantes recurren a diferentes sistemas. Uno de los más famosos y conocidos es el encerado de la prenda que tanto a popularizado la marca Barbour y que ha sido objeto de estudio de otros artículos de esta web.. Este acabado, es fácilmente reconocible por el profesional (y el propietario) ya que se encuentra en su parte externa y por ello  sabe que dicha prenda precisa de un sistema específico de limpieza y restauración, el encerado,  que le devuelva las prestaciones originales.

La cosa cambia cuando la parte externa de la prenda es de una fibra sintética, {rsmembership id="4,5"}generalmente poliéster. En estos casos, detectar si la prenda lleva algún sistema de impermeabilizado no es tan fácil sin tener que descoser alguna parte de la prenda. Muchos profesionales las lavan en medio acuoso sin prestar especial atención a la película impermeabilizante que pueda incorporar el tejido, ya  que el poliéster es perfectamente lavable en agua y obtienen un resultado excelente. El problema surge cuando nos traen alguna pieza de color oscuro, azul marino o negro, que presenta una especie de manchas pegadizas de grasa en diferentes partes de la prenda como pueden ser los cuellos, puños, codos, etc.

El profesional poco experto, confundido por el cliente que le indica que son manchas de grasa, lava y repite varias veces la prenda, frotando insistentemente las manchas de grasa con un resultado cada vez peor, hasta que se da cuenta de que cuanto más frota más grande se hacen las manchas. Y es que no son manchas de grasa, sino manchas producidas por el ablandamiento y desnaturalización de la capa de poliuretano que el tejido lleva adherida en su parte interior.

COMO DETECTAR FÁCILMENTE ESTE DESPERFECTO

A pesar de todo, la detección de esta deficiencia, no debería ser difícil para el profesional experto. Simplemente hay que buscar alguna parte de la prenda en la que poder ver la parte interior del tejido. Generalmente esto es posible inspeccionando la parte interior de los bolsillos, ya que al no estar forrados se aprecia perfctamente  la película de poliuretano.

En la siguiente foto, podemos ver claramente la película plateada de poliuretano del interior del bolsillo, y que al fundirse o degradarse, impregna la parte del codo siendo visible desde el exterior.

Una vez comprobada la presencia de poliuretano, podemos descoser el forro interior de la manga para poder observar la zona afectada. Como vemos en la siguiente foto, la película plateada se ha fundido y presenta zonas en que ha desaparecido, al filtrarse al exterior de la prenda. Esta evidencia hay que mostrarla al cliente para poder justificar nuestro trabajo y en todo caso declinar la responsabilidad de su tratamiento.

 Claro que si la prenda es oscura y la película de poliuretano negra, no es tan fácil detectarlo visualmente, pero al tacto es fácil detectar la película gomosa del poliuretano.

CAUSAS DE LA DEGRADACIÓN.

Existen varios factores que inciden en la degradación de la película de poliuretano. El calor, la exposición al sol, la impregnación de las sales del sudor corporal, el frotamiento y roces excesivos. Todos ellos hacen que con el paso del tiempo el material se ablande y adquiera un aspecto pastoso pudiendo traspasar el tejido al cual está adherido hacia el exterior.

El desperfecto no tiene reparación, por lo cual hay que advertir convenientemente a su propietario.

{else} LEER ARTICULO COMPLETO {/rsmembership}