BARBOUR

Lado carne y lado flor en la piel

1.- Las dos caras de la piel

 

Observando atentamente un trozo de piel lanar curtida, sin teñir y con una parte depilada, podemos distinguir los elementos que se señalan en las imagenes. 

1.1.- La superficie exterior de la piel, una vez depilada, se llama flor. Es la cara exterior de un gran número de artículos de piel (napas para confección, tanés para guantería, calzado, tapicería, etc.). Sobre la flor de la zona depilada pueden apreciarse los agujeros por donde emergía la lana (o los pelos), cuya especial disposición es característica de cada raza o especie.

- Superficie de la flor

Se puede identificar el origen del animal de un curtido por el aspecto de los folículos pilosos visibles en la superficie de la flor. Durante el proceso de preparación de la piel, en el que se procede a separar los pelos de sus folículos, las bocas de éstos son visibles en la superficie de la flor como pequeñas cavidades, las cuales dan a la superficie su aspecto distintivo y atractivo.

lado carne florEl tamaño de los pelos individuales y su distribución en la piel varía según el tipo de animal, así que las pequeñas cavidades de la superficie también varían en tamaño y distribución, dando un aspecto característico a cada tipo de animal.

La piel de vaca adulta tiene pelos relativamente grandes y espaciados, equidistantes en la flor. En la superficie de la flor, las cavidades foliculosas son relativamente grandes y espaciadas de modo uniforme. 

La piel de ternera, el tipo más joven de piel bovina, tiene el mismo dibujo de la flor pero más pequeño en dimensión.

La piel de cerdo tiene escasos pelos y están agrupados de tres en tres, con bastante separación entre los diferentes grupos. La superficie de la flor es mucho menos lisa que en cualquier otra piel para confección.

La piel de cabra: Tanto los pelos finos como los gruesos de la cabra crecen alineados y agrupados, pero de forma espaciada.

La piel de cordero: El aspecto superficial de la piel de cordero puede variar considerablemente según la densidad de crecimiento del pelo. En los corderos de lana basta, los pelos finos y gruesos están espaciados de la misma forma que en las cabras. 

En la piel de oveja de lana fina, los pelos tienden a ser iguales en tamaño y crecen agrupados. En las pieles de lana más gruesa del tipo europeo, las cavidades foliculares son más grandes y espaciadas, y en menor cantidad que en las pieles de lana fina del tipo merino.

1.2.- La cara interna de la piel, la que está en contacto con el cuerpo de animal, se llama carne o lado carnePor este lado se acaban otros artículos de aspecto afelpado, que reciben el nombre genérico de ante. En la sección que ha quedado visible al ser cortada puede apreciarse la dermis o corium, y en ella las minúsculas señales de las raíces pilíferas. Cuando una piel no ha sido depilada da lugar entonces a los artículos de peletería como el MoutónDoble fazNapalánToscanas e imitaciones diversas.

- Superficie afelpada o lado carne

Ya sabemos cómo mediante el esmerilado de la superficie del curtido se obtiene una cara afelpada, dependiendo su finura del tamaño de los haces de fibras existentes en la misma. De esta forma, la calidad del ante varía según el tipo de animal.

El ante se obtiene del lado carne en las pieles ovinas y de cabra, y las fibras (de naturaleza fina) producen un ante fino y aterciopelado.

Cuando se utiliza el serraje del cuero bovino para la confección del afelpado, se raspa el lado dividido. El serraje pasa a lo largo de la capa corium, donde los haces de fibras son más gruesos, produciendo así un afelpado relativamente grueso.

El espesor de las fibras del corium en la piel porcina es intermedio entre el del bovino y el de la oveja, y al raspar el lado carne, el ante resultante es bastante grueso. En cambio, si es el lado flor(donde las fibras son algo más finas) el que es afelpado, el resultado es más fino y se denomina nobuc.

1.3.- En cuanto a su vista en sección, la piel no es homogénea en todo su espesor.  

 

esquema pielObservemos las imagenes, que muestran la estructura del espesor de una piel en bruto. En el centro del cuero, los haces de fibras son más grandes, pero éstos se subdividen a medida que se acercan a la superficie exterior donde crecían los pelos en el animal vivo. 
Es la delgadez de las fibras que se entrelazan en la superficie exterior la que proporciona la flor fina y lisa característica de la piel. En la superficie del lado carne, que en vida estaba adherida a los músculos del animal, las fibras tienen tendencia a estar horizontales, formando una capa delimitadora o de carne de la piel.
Los pelos están situados en una cara específica de la piel, capa de flor, que se extiende desde las raíces del pelo hasta la superficie exterior. La capa fibrosa inmediatamente inferior es el corium, que tiene dos secciones diferenciadas: la capa papilar y la capa reticular; ello nos adelanta ya una idea de cómo una piel se puede dividir con la precisión técnica posible actualmente. En la parte inferior final, véase el detalle de "lo que le sobra a la piel" cuando llega del sacrificio y que vamos a eliminar en ribera, previo al inicio del proceso de curtido propiamente dicho.

El detalle de los pelos es importante de observar, porque la inserción del pelo determina una calidad del cuero acabado.