BARBOUR

El lavado acuoso

En el lavado acuoso hay dos sistemas:
Lavado a mano, para prendas delicadas.
Lavado mecánico en Lavadora
El concepto de lavado a mano, además de simple y sencillo, no reporta ningún riesgo. Las prendas no se deforman, se ven las manchas, se controla el cepillado, se realiza la operación más rápido, con lo cual se evita el hinchamiento de las fibras y se puede fijar el color o aprestar, etc.
Sin embargo, el lavado mecánico es más peligroso, puesto que lavar prendas en lavadora reporta muchos riesgos:
*Se pueden romper los forros
*Se desarma la prenda
*Pueden batanarse los textiles naturales animales
*Existe el peligro de encogimiento por la acción mecánica y la temperatura.
Pero, además de todos estos riesgos, la lavadora es tonta. Si no se repasan las suciedades, ni se tocan las manchas con productos químicos y si no se añade un jabón adecuado, no se consiguen resultados óptimos.

Jabones y Procesos

Jabones para prendas delicadas
Como hay infinidad de textiles con toda clase de mezclas, se debería buscar un jabón que no dañe a ninguno. Esto sería un detergente neutro con pH 7.

Este detergente tiene que ser bio-degradable, los mejores son los alcoholes grasos alquílicos, de carga no iónica, aunque se pueden mezclar con otros tensioactivos de carga aniónica para que tengan más poder limpiante.

Estos tensioactivos tienen propiedades detergentes, desengrasantes, humectantes, antiestáticos, etc., no dañan a las fibras y las suavizan.

Los tensioactivos se pueden clasificar en:
•Iónicos
•No iónicos
•Catiónicos
•Anfóteros

Partes del Proceso
Para realizar un buen trabajo, hay que seguir los siguientes pasos:
1) Clasificar las prendas por colores.
2) Analizar el tipo de fifras que se van a lavar.
3) Hacer un predesmanchado. Especialmente manchas de tinta, vino, fruta etc.
4) Según la delicadeza de las prendas, escoger lavado a mano o a máquina.
5) Determinar el tipo de detergente que se va a utilizar, neutro, alcalino o ácido.
Si se elige el lavado a mano, preparar un baño con un detergente neutro, si las prendas son de lana o de fibras celulósicas tipo artificiales, la temperatura del agua debe estar a 30-35°C. Cepillar uniformemente en tablero de mármol, acero inoxidable o de madera con un cepillo suave. El cepillado debe ser rápido si se trata de fibras artificiales (rayón, viscosa, sedas artificiales). En el baño añadimos 10-20gr de detergente por litro de agua y precepillamos.
Una vez terminada la operación se aclara dos o tres veces y en el último agua, se acidula con ácido acético (1/2 a 1 gramo X litro de agua). Centrifugar, estirar y colgar al aire. No secar en secadora prendas de fibras artificiales, suelen encoger, incluso a poca temperatura.
El sistema de lavado en lavadora se realiza dependiendo del tipo de textil, generalmente se predesmancha y se tocan las zonas más sucias con el detergente idóneo. La temperatura del agua no más de 35°C (programa prendas delicadas). El agua debe estar descalcificada. El tiempo de lavado entre 8-12 minutos, dependiendo de la suciedad.
Para ropa de color se debe usar un detergente neutro o levemente alcalino pH 8'5. Nunca utilizar jabones en polvo.

Prendas y Productos
Prendas que se pueden lavar en medio acuoso                         

Plumíferos                                                     Parcas de todo tipo                                       Gabardinas                                                     Vestidos de novia                                       Pieles sintéticas                     Tencel                                                                                        Todo tipo de licra                                        Anorak                                                             Edredones
Cueros sintéticos                                       Toda clase de fibras sintéticas sin excepción
Prendas con adornos de plástico             Sedas gazar                                                   Gorotex
Algodones mercerizados                          Visillos                                                               La microfibra
Pantalones de cualquier fibra                    Todo tipo de piel, excepto peletería fina

 

Productos a utilizar
Bases
Ácidos
Oxidantes
Reductores
Sales

Exceptuando el yute que es blanco, no se conoce ninguna otra fibra que sea blanca, ya que el algodón es de color crudo.
Todas las fibras blancas han sufrido un tratamiento de blanqueo, pero por desgracia, los textiles de ropa blanca lo que menos lleva es algodón, ahora va mezclado con fibras sintéticas (poliés-ter, poliamidas, acrílicas), ninguna acepta la lejía, pues amarillean.
¿Qué ocurre con las mantelerías de color?. ¿Cómo se eliminan las manchas de vino, marisco o el simple café?. La lejía decolora el color. ¿Qué se deberá hacer?. Hoy en día, existen procedimientos para lavar y eliminar las manchas de este tipo de sustrato.
Las grasas con salsas, aceites oxidados por la temperatura, las manchas de tanino (té, café y vino entre otras), las fija un jabón alcalino y luego no hay forma de eliminarlas. Por desgracia, las lavanderías trabajan con precios muy bajos y el costo de la energía y la mano de obra es muy cara, luego tienen que intentar abaratar costos y productos, con lo cual restringen el proceso, ya que los procesos adecuados no los pagan. Por este motivo, algunos compran jabones en polvo que son más baratos, pero no dan el resultado deseado.
Las aguas duras y los jabones alcalinos, son buenos para ropa blanca pero, cuando hay mezclas de algodón con fibras sintéticas o fibras animales naturales, este jabón alcalino no es el adecuado para este tipo de fibras y más si son de color, ya que se necesitan jabones o mejor dicho desengrasantes que, además de eliminar la suciedad grasa en agua, son estables a las aguas duras, los ácidos, los oxidantes y los reductores, de manera que se pueden mezclar entre ellos y hacer un lavado eficaz y de calidad.
Pero la lavandería no es lavar en una lavadora. Cada tipo de textil ya sea blanco o de color, tiene su tratamiento.
Por ejemplo, si tiene la opinión que la lejía limpia, no es cierto. La lejía es un antiséptico, mata bacterias, hongos y muchísimos gérmenes que lleva la ropa y además es un gran oxidante. Está compuesta por un metal (sodio), por un ácido (cloro) y oxígeno. Y el único agente que hace la función de blanquear, es el oxígeno activo. Para blanquear, necesita que la ropa esté limpia y desengrasada. Hago mención a ésto, porque hay quien al añadir el jabón, adiciona la lejía y como la lejía es muy inestable, se descompone con cualquier materia orgánica. También hay gente que lava con lejía a 80°C, lo cual es...