BARBOUR

Los tipos de suciedad

INTRODUCCIÓN
Los textiles y la piel merecen un tratamiento profesional y no es menos cierto, un conocimiento profesional de la suciedad para contrarrestar su efectos.
Los tipos de suciedad pueden clasificarse, según su origen:

 

• Polvo del ambiente
•Suciedades orgánicas producidas por el cuerpo
•Suciedades producidas por el trasiego de las industrias
•Suciedades producidas por actividades domésticas
•Suciedades producidas por las inclemencias del tiempo.
En general, podríamos clasificar las suciedades en 6 grupos:



1.- Suciedad pigmentaria
• (Hollín, polvo, arenillas)
Es el tipo de suciedad que hace que las prendas adopten un tono grisáceo. Es la más numerosa, alrededor de un 60%. El agua y los disolventes de la limpieza en seco, no ejercen ninguna acción sobre ella. Quien la destruye es la acción mecánica del lavado.

{rsmembership id="4,5"}


2.- Suciedad grasa
La produce todas las materias que contienen aceites y grasas (margarina, mantequillas, cremas para la piel, maquillaje, etc.). Es la menos numerosa, aproximadamente un 10% en peso. En la máquina del seco no suele plantear problemas, exceptuando la mezclada con materias colorantes (tomate, salsas, condimentos, etc.) o las que llevan las fibras sintéticas (poliésteres), que se fijan en la fibra debido al poder oleófilo, sin olvidar, que en el lavado en medio acuoso se fijan las manchas de grasa, cuando el tratamiento no es correcto. Por ejemplo: usar jabones alcalinos. En muchos casos la alcalinidad fija la grasa si no es saponificable. Para este caso se usan desengrasantes (Tensioactivos).

3.- Suciedad biológica
Son las producidas por manchas de sangre, albúmina, sudor, huevo, etc. Las suciedades de origen biológico se fijan en seco, siendo muy difícil su eliminación. El sudor es la más numerosa. Todos sabemos que nuestra piel segrega constantemente sudor, que va mezclado con grasa de nuestro cuerpo, es completamente inocuo cuando abandona el cuerpo pero, a causa de la descomposición bacteriana de sus enlaces albumínicos, desarrolla un desagradable olor. Normalmente, pasado algún tiempo se vuelve amarillento.

4,- Suciedad coloreada
Mayoritariamente la producen materias pigmentarias, taninos, etc.
Es bastante numerosa, ajrededor de un 30%. El seco no tiene ninguna acción sobre ella. La mayor parte se fija en los textiles, siendo muy difícil su eliminación. Lo mismo ocurre en agua; sin embargo, la acción mecánica y productos especiales la eliminan decolorándola por neutralización. Las suciedades coloreadas no se deben dejar mucho tiempo sin limpiar, puesto que se vuelven amarillas,, sobre todo las manchas de café, vino, té, etc., siendo muy difícil su tratamiento. El tani-no de estas manchas, se fijan en los textiles y se vuelven indelebles.

5.- Suciedades conteniendo óxidos metálicos
Las producen los óxidos de hierro, cobre, plata, bronce, etc., no suelen ser muy numerosas,
particularmente se producen por oxidación al roce con materiales metálicos. En seco no se quitan, se
fijan. En mojado desaparecen tratando la mancha con productos ácidos (oxálico), clorhídrico, fluorhídrico,
etc.

6,- Suciedades producidas por microorganismos

• Hongos y bacterias
En seco, en algunos casos desaparecen, pero si llevan mucho tiempo, lo mejor es lavar el textil con productos que contengan oxígeno. Por ejemplo: lejías, agua oxigenada o permanganato de potasio.

{else} LEER ARTICULO COMPLETO {/rsmembership}