Principios Generales del Desmanchado

1. ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO EN LA TINTORERIA
El proceso de quitar manchas empieza en el mostrador, al recibir la prenda manchada. Es necesario recoger el máximo de información sobre el origen de la mancha, su antigüedad y saber si ya ha sido tratada por el cliente o en otra tintorería. El desmanchado requiere, además del equipo y la técnica, el conocimiento de las materias que forman una mancha. Un examen cuidadoso de la prenda y de la mancha es esencial. 


Muchas veces quitar una mancha no es cuestión de minutos. En ocasiones hacen falta horas y; en algún caso, incluso días. Se necesita paciencia y tenacidad. Y es en función de estas dos actitudes como hay que organizar el trabajo de desmanche en la tintorería, con un único objetivo: quitar la mancha, cuanto antes mejor, y con el menor riesgo posible.

Una prenda puede comenzar a ser tratada tan pronto se ha recepcionado. Es conveniente:
- examinar la prenda
- detectar las manchas
- identificar el tipo de mancha
- en función del punto anterior, tratar la mancha con el método apropiado.
Puede ser útil recordar TALCO (T de tacto, A de aspecto, L de localización, C de color, O de olor)

TACTO:
Duro, blando, pegajoso, suave, áspero.

ASPECTO:

Manchas externas (en las que la substancia se encuentra en la superficie del tejido,
como una corteza, pero muy bien adherida. Suelen ser manchas secas de alimentos sólidos, manchas de algunas pinturas o de productos adhesivos)
Manchas absorbidas (en las que la substancia ha penetrado dentro del tejido o incluso lo ha traspasado. Normalmente son manchas de líquidos como té, cerveza, tinta, etc.)
Manchas compuestas (en las que una parte de la substancia está en la superficie del tejido y otra parte ha penetrado. En este grupo está la mancha de sangre y de algunas pinturas)

LOCALlZACIÓN
La posición de una mancha en la prenda puede ser indicativa de su origen (barro y betún en los bajos de los pantalones, bebidas en las partes delanteras de las chaquetas y camisas, etc.

COLOR:
Esta puede ser la más engañosa de las pistas, pues muchas manchas toman un color determinado en función del colorante del tejido. No obstante el color puede ser indicativo del tipo de mancha.

OLOR:
Olor a perfume, a cerveza, a orina, etc.
Una vez intuimos de qué tipo es la mancha (o a la familia a la que pertenece) se puede empezar a actuar. Usemos las horas que la prenda pasa dentro de un carrito antes de entrar en la máquina de seco. No conviene intentar quitar las manchas justo antes de cargar la máquina, trabajaremos con prisa y mal, corriendo demasiados riesgos.
Conviene considerar cada mancha como una individualidad única e irrepetible, y como talla debemos tratar. Esto significa darle un tratamiento específico y un tiempo suficiente.
El tiempo que la ropa se pasa en el carrito puede ser productivo si la mancha lo pasa en contacto con el producto quitamanchas apropiado. Esto puede significar tener varias prendas escampadas por el taller e irlas tratando individualmente y progresivamente hasta llegar a quitar la mancha.

2. PRINCIPIOS GENERALES DEL DES MANCHADO
. Es necesario disponer de las herramientas necesarias para trabajar en condiciones.
. Es conveniente quitar las manchas antes de lavar la prenda (pre-desmanchado).
La temperatura a que se someten las prendas en la máquina de seco durante el secado fija las manchas y complica el trabajo de quitarlas, sobre todo si contienen albúmina, tanino o azúcar pero también manchas de cola, asfalto, silicona, pintura, etc. Las manchas de tintas y pigmentos pueden manchar otras prendas dentro de la máquina si antes no se han quitado.
. Es posible realizar un post-desmanchado, incluso sin dejar cercos, si se trabaja
con una técnica cuidadosa.
. El paso del tiempo fija las manchas y complica el desmanche. . La aplicación de un producto ácido sobre una mancha la fija.
. La temperatura (en el secado o en el planchado) fija las manchas.
. Las fibras naturales son más difíciles de desmanchar que otras fibras.
. Asegurarse de la total eliminación de la manchas antes de lavar la prenda en la .1"
máquina de seco: es la única manera de evitar repeticiones.
. La identificación precoz de las manchas facilita el desmanchado.
. Comprobar siempre la solidez del color a los quitamanchas en un dobladillo.
. Establecer una separación estricta entre el agua y el disolvente. Una zona tratada con agua se ha de secar bien antes de ser tratada con disolvente y viceversa. Del ' mismo modo, una zona tratada con agua se ha de secar bien antes de pasar la prenda por la máquina de seco. Para mayor seguridad aplicar en la zona tratada un producto reforzante no-iónico o aniónico (POL YSOL, TAIFUN, NOCLIN)
DEO PLUS). De no seguir estas normas existe peligro de decolorar la prenda zona tratada.
.Cuando, actuando de una determinada forma, se obtenga mejoría en el
desmanche hay que continuar sin variar el método. Solo cuando la mejora
sea mínima o nula cambiaremos nuestra forma de actuar.
El desmanche de tejidos de fibras delicadas (lana, seda) tiene que ser lo más
delicado posible. No cepillar nunca.
Saber quitar manchas es un arte que dignifica el oficio del tintorero ante su clientela
Es importante trabajar sin correr riesgos o valorándolos muy bien en cada circunstancia.


3. CLASES DE MANCHAS
En principio las dividiremos en dos grandes grupos:
1 - manchas solubles en agua
2 - manchas solubles en disolvente
Soluble quiere decir "susceptible de ser disuelto", y disolver es romper la cohesión que mantiene unidas las partes de un cuerpo. Por tanto, en según qué tipo de manchas, el agua ayudará a romper su cohesión y en según qué otras lo hará el disolvente.
No es normal encontrar manchas puras al cien por cien. Siempre son compuestas, formadas por diferentes substancias. No obstante es importante conocer las propiedades de estas substancias por separado y conocer sus propiedades y características, pues el desmanche es, en definitiva, ir quitando una tras otra las diferentes partes que forman un todo (que es la mancha) hasta eliminarla totalmente.


MANCHAS SOLUBLES EN AGUA:
Manchas Que contienen albúmina:
Son de origen vegetal y animal.
Las más comunes son: sangre, leche, nata, crema de leche, derivados lácteos, huevo, mayonesa, helados, restos de comida, sopa, pescado, salsas de carne, chocolate, cacao, sudor, vómitos, etc. Si la mancha es reciente se quita con facilidad.
A 45° C. la albúmina se coagula y la mancha se fija.
Si la mancha se ha fijado, solo es posible eliminarla con ayuda de enzimas y con tiempo.
Acostumbran a tener un contorno bien definido y brillan si se rascan con la uña.
Manchas Que contienen tanino:
El tanino es una sustancia presente en muchas frutas, extractos vegetales "'v (café, té), hierba, nueces verdes, coca-cola, tabaco, vino tinto, cerveza, perfumes, medicamentos, etc. Es la sustancia capaz de transformar la piel de los animales en cuero durante el proceso de curtición. La misma que provoca el cambio de color de la pulpa de una manzana al partirla por la mitad y dejarla
unos minutos al aire.
La mancha de tanino si es fresca se quita bien. Si es vieja requiere tiempo.
Cuando la mancha es fresca es difícil de reconocer.

En contacto con la albúmina de las fibras naturales (principalmente lana y , seda) el tanino reacciona químicamente y provoca un cambio de coloración
(amarillo-ocre) que dificulta el desmanchado.
Si sometemos la mancha a temperatura o alcalinidad, se acelera esta reacción y la mancha se fija.
Son algunas de las manchas amarillas ocres de orígen desconocido que aparecen en las prendas y se ver cuando se hace el cambio de ropa por temporada.
Manchas Que contienen azúcares:
El azúcar forma parte de muchos alimentos.
El azúcar simple que se encuentra en muchas frutas (monosacárido) reacciona químicamente con la albúmina de las fibras naturales provocando una coloración amarillo-ocre que dificulta la eliminación de la mancha. Esta reacción se acentúa con el paso del tiempo.
Al someter la mancha a temperaturas por encima de 50° C se fija.
Son algunas de las manchas amarillas que aparecen en las prendas cuando se hace el cambio de temporada.
A partir de 100° C. el azúcar se carameliza y se hace imposible el desmanche.
Manchas Que contienen fécula (amilasas):
Es el almidón que se encuentra en forma de gránulos en las células vegetales de los tubérculos, los rizomas y otras raíces de diversas plantas: patata, mandioca, arroz, etc


MANCHAS SOLUBLES EN DISOLVENTE:
Manchas de gasa:
La grasa puede ser de origen animal, vegetal o mineral.
Las fibras sintéticas (poliéster, poliamida, acrílicas, etc.) son oleófilas, es decir que tienen la propiedad de retener fuertemente las substancias grasas.
Machas de color:
Son manchas de tintes,
El tinte puede no estar disuelto, como en el caso de los pigmentos (pinta labios, esmalte de uñas, laca, ciertas pinturas, etc.).
También puede estar disuelto, como en el caso de los colorantes.
Si el tinte está disuelto en agua (caso de algunas tintas y pinturas) la mancha ,) es soluble en agua. Si está disuelto en disolventes, ceras, grasas, etc., la mancha es soluble en disolvente (otras tintas y pinturas, betún, etc.)


4. PROCEDIMIENTO PARA QUITAR MANCHAS
La naturaleza de cada tipo de mancha determina la manera en que tendrá que ser tratada. En ocasiones se tendrán que combinar varios métodos de trabajo para quitar la mancha completamente, pues ésta no es más que un conjunto de substancias que forman un todo.
A grandes rasgos distinguimos cinco modos de proceder:


ACCION MECANICA:
Se trata de romper la materia que forma la mancha.
Podemos usar un cepillo, aire a presión, el efecto tampón, la espátula, productos absorbentes, etc. El uso de una pistola de vapor equivale a una gran acción mecánica por lo que hay que tener precaución con los tejidos delicados.


ACCION DEL DISOLVENTE:
Algunas manchas pueden disolverse aplicando el solvente adecuado (disolvente o agua). En muchos casos se ha de combinar con la acción mecánica.


ABLANDAR y LUBRICAR:
La mayor parte de las manchas, sobre todo las duras (pintura) deben ser ablandadas y lubricadas con un producto adecuado.
! Es necesario seguir este proceso en manchas que contengan pigmentos.
Normalmente se acompaña con acción mecánica para que el producto penetre bien en toda la mancha. Se necesita dar tiempo al producto para que ablande.


ACCION QUIMICA:
Algunas manchas se vuelven solubles después de una determinada acción química. Muchas sombras y restos de manchas de color se pueden eliminar totalmente por reacción química. La más normal es el blanqueo. Una vez blanqueada una mancha hay que eliminar los restos de producto de blanqueo con la pistola de agua.


DIGESTION:
Las manchas de albúminas, azúcar y proteínas, si están fijadas, solo es posible eliminarlas con el uso de enzimas. Las enzimas son microorganismos vivos que, en poca cantidad y a una temperatura entre 32 y 43° transforman estas materias en substancias solubles en agua. El proceso es el mismo que se produce en el estómago de un animal durante la digestión.
Una vez que ya han actuado las enzimas (necesitan unos 30 minutos para ser eficaces), hay que eliminar los restos de mancha con la pistola de agua.

 

BARBOUR

NOVEDADES

barbour belstaff