BARBOUR

Tratamiento de manchas de orina en prendas de lana

MANCHAS DE ORINA EN LA LANA

En una charla entre tintoreros en la red, salió el tema de la limpieza de unos pantalones de lana manchados de orina. Me gustaría trasladar aquí este tema y compartir de qué modo actuamos en estos casos en nuestra tienda y el porqué.

Antes, quisiera aclarar que no intento sentar cátedra sobre nada. Mi intención es que cada uno de nosotros cuestionemos nuestros propios protocolos, que los analicemos y pensemos en el porqué realizamos tal o cual acción.

En mi caso, sigo protocolos que son fruto del aprendizaje familiar a lo largo de tres generaciones y de la experiencia personal, pero es muy probable que tres generaciones de otra familia de tintoreros tengan otras soluciones diferentes. Que cada maestrillo tiene su librillo es, en la tintorería tradicional, casi una norma.

Sobre este tema, mi padre solía decir que a partir de los 50, casi todos los hombres manchan de orina los pantalones; y que no hay nada como lavarlos en agua para que el cliente se sienta bien. La limpieza en seco no quita bien el olor y nadie le gusta ponerse pantalones que huelen mal.

Para tratar la orina, seguimos usando lo mismo que ya usaba mi abuelo: cepillo, agua y jabón. Usar algún desmanchante específico en acuoso de cualquier casa con la que trabajéis, también os ayudará.

Si el pantalón es de fibra sintética, artificial o incluso de algodón bastará con un remojo, un cepillado y lavarlo en la máquina de agua en un ciclo corto.

Si el pantalón es de lana tan solo realizaremos un cepillado con agua y jabón neutro en la mesa, nada de máquina. Al estar trabajando a mano y en agua fría, con jabones de pH neutro, centrifugando (ya hablaré del centrifugado) y con secado al aire (en un ambiente con poca humedad, nada de secadora), la prenda prácticamente no encogerá.

Como veis el sistema es sencillo y el resultado bastante bueno, la prenda no olerá a orina ni siquiera durante el planchado. El cliente quedará contento con nuestro trabajo.

Aun así siempre que mojamos una prenda de lana avisamos previamente al cliente. Si por ejemplo, el pantalón es parte de un traje, el hecho de mojarlo puede hacer que pierda ciertos aprestos y que se vea diferente a la americana que no se ha mojado.

Si la prenda tiene decoloraciones debidas a la orina, éstas no se irán, así que avisamos de ello al cliente antes de actuar. Curiosamente en pantalones de lana a veces sí mejoran estas decoloraciones aplicándole amoníaco diluido. (mucho ojo con aplicar otra base que no sea amoniaco a una lana).

Antes de hablar del centrifugado quiero hablar del encogimiento, de los distintos tipos y de sus causas.

El enfieltrado

El enfieltrado o apelmazado se produce básicamente por la acción mecánica del lavado acuoso sobre la lana. La fibra de la lana es escamosa. Al mojarse se abren las escamas y al dar vueltas en el bombo con agua, estas escamas se imbrican, se enganchan entre si y no pueden luego desengancharse. La prenda queda muy encogida y apelmazada.

Yo no conozco la manera de arreglar un enfieltrado, pero si sé la manera de que no ocurra: Evitando la acción mecánica.

 


 
Acceso exclusivo a los miembros del Grupo de Telegram
Para leer el articulo completo: Unete al Grupo Telegram 
"Tintoreria en el estado de alarma"
Si ya eres miembro Inicia sesión

barbour belstaff