BARBOUR

Limpieza de cortinas en "Baño Cargado"

Vamos a abordar en este artículo un difícil reto, la limpieza de unas cortinas de tapicería estampadas solo por una cara y forradas con un forro enguatado de algodón. Visto así y ante la posibilidad de encogimiento de un lavado acuoso, parece que directamente nos debamos decantar por un lavado en seco, pero el estado en que nos llegan, con unas prominentes manchas producidas por una exposición al agua fijadas con  más de un año en el forro,   siembra la duda en nuestro criterio profesional acerca del método más adecuado y eficaz para su limpieza.

Al plantear esta cuestión en nuestro grupo de debate en Telegram "Tintorería en el estado de alarma",  se han suscitado respuestas de todo tipo. Desde los más conservadores que proponen un lavado en seco convencional para no asumir riesgos aunque la limpieza fuera limitada, pasando por los precavidos que proponían la separación del forro de la cortina para acomenter la limpieza del forro por separado en medio acuoso, hasta los más atrevidos que se aventuraban directamente por un lavado en agua por el método del Wet Cleaning asumiendo que en caso de encogimiento deberían efectuar un laborioso estirado en su planchado.

Y estudiadas detenidamente estas propuestas, debemos admitir que todas ellas son válidas siempre y cuando  se realicen meticulosamente (ya lo dice el viejo pero sabio refrán castellano, "cada maestrillo tiene su librillo"). Unas más laboriosas que otras, y algunas  más o menos eficaces que sus alternativas.

Porque en el fondo, se trata de eso, de conseguir la máxima eficacia de lavado con el mínimo esfuerzo, riesgo y coste posible, como si trataramos de conseguir la cuadratura del circulo.

Con todas estas alternativas sobre la mesa, me vino a la mente un método muy utilizado por los grandes maestros de la tintorería de la primera mitad del siglo XX, que conseguían precisamente esa cuadratura del circulo, lavar en agua y en seco al mismo tiempo, con la consiguiente ventaja de apurar lo bueno y las ventajas de cada solvente. En el fondo, en realidad eran unos grandes maestros de la "Limpieza Cuántica", ya que conocían y dominaban a la perfeción las propiedades fisico-químicas de los principales elementos químicos.

 

PRIMER PASO, DESMANCHADO Y PREPARACIÓN.

 


 
Acceso exclusivo a los miembros del Grupo de Telegram
Para leer el articulo completo: Unete al Grupo Telegram 
"Tintoreria en el estado de alarma"
Si ya eres miembro Inicia sesión

barbour belstaff