Los factores a tener en cuenta en la elección de la máquina de lavado en seco.

Las empresas que están invirtiendo en una máquina de lavado en seco, ya sea como un reemplazo para equipos antiguos, una máquina adicional o una única máquina para una empresa de nueva creación tendrán que planificar la compra con cuidado, examinando varios factores antes de tomar la decisión final.  Inevitablemente el punto de partida será la elección del disolvente. Una amplia gama de disolventes ya está disponible y la elección puede parecer desconcertante. El objetivo de este artículo es proporcionar información directa para ayudar a los responsables  de la limpieza en la toma de una decisión informada sobre la elección del disolvente, ya que esta tendrá efectos de largo alcance en el negocio.

Compruebe la etiqueta.

El primer factor a considerar es el etiquetado de mantenimiento. Círculo A, que cubre toda la limpieza en seco utilizado comercialmente, rara vez se ve ahora y se sobreentiende   que solo el  PERC (indicado por el círculo P) y los hidrocarburos (círculo F) están cubiertos oficialmente.  Es importante ser consciente de esto porque si una prenda de vestir o textil falla en la limpieza y se ha limpiado en un disolvente que no está especificado en la etiqueta, el fabricante o el distribuidor pueden rechazar cualquier responsabilidad.   Por esta razón, estos comentarios se refieren principalmente a perc e hidrocarburos ya que estos son los disolventes más empleados en  la mayoría de instalaciones. Ambos tienen un historial probado y están apoyados por una gama de detergentes bien investigados y fiables.

Disolventes y sus propiedades.

El percloroetileno y los  hidrocarburos han estado en uso en la limpieza en seco durante muchos años. Son muy diferentes en su origen y sus propiedades difieren. El  Perc es un disolvente no inflamable sintético con buena solvencia, mientras que los disolventes de hidrocarburo, un subproducto del petróleo crudo, son inflamables y tienen un poder de disolución mucho más bajo.  El Perc fue desarrollado como disolvente en 1920 y ha sido de uso común desde 1955. En este año, el tricloroetileno, un disolvente sintético anterior, comenzó a decaer ya  que afectaba a los tintes de textiles triacetato de celulosa, que se fueron poniendo de moda.  El Hidrocarburo se introdujo como disolvente en 1994. Su utilización ganó algo de impulso como un reemplazo de 113, que había sido popular entre los que manejan grandes volúmenes de prendas delicadas, cuero y gamuza.  Los crecientes movimientos ecologistas  identificaron el  113 como un producto químico que daña la capa de ozono y  finalmente fue prohibido en diciembre de 1999. 
Tanto el perc como el  hidrocarburo tienen buenos estándares de limpieza en seco.  En los últimos años se han desarrollado otros disolventes alternativos como el K4,  pero sin embargo todavía está por ver el impacto en la industria de la limpieza en seco en general.  Algunas máquinas de hidrocarburos se clasifican como "Multisolvent" y esto podría favorecer un cambio a otra posible alternativa en el futuro. Tenga en cuenta que si un cambio de disolvente podría tener costes en términos de solventes gastados, limpieza interna y modificaciones. 
Los Tintoreros que están pensando en comprar una máquina de hidrocarburos, deberían tener en consideración la posibilidad de incorporar  máquinas que utilizan los sistemas de aspersión y disolvente caliente.  Estas máquinas llevan en el mercado  alrededor de seis años, y algunas no precisan de alta velocidad de centrifugado para extraer el disolvente de la carga ya  que no tienen destilador. Las máquinas con sistema de pulverización tienen la ventaja de menores costes de funcionamiento y al no precisar de alta velocidad de centrifugado, tienen costes mucho más bajos  de instalación, ya que no tendrán que ser integrada en el suelo.

LEER ARTICULO COMPLETO

Si tienes alguna duda o deseas dejar tu opinión, puedes hacerlo a continuación en Comentarios.