BARBOUR

El Legado de Gonzalo Gilabert : Manual de Tintorería

A finales de loas años 80 e inicios de los 90 del siglo pasado, hubo un periodo  en el mundo de la tintorería,  al que podríamos llamar sin temor a exagerar como "La Década prodigiosa" 

El principal problema de las tintorerías era el dar abasto y entregar puntualmente  la avalancha de prendas y servicios que tenían que procesar día a día. Las prendas de piel se contaban por docenas cada semana, los vestidos de comunión se preparaban el lotes, para finalizar a tiempo pantalones y americanas, necesitabas disponer de toppers y robots automáticos de planchado porque sino, estabas muerto. Los edredones se apilaban por falta de espacio de almacenamiento, y por momentos en muchas tintorerías la cola de clientes, daba la vuelta a la manzana. 

Si, eso fue real, no una pelicula o un sueño. 

Esta abundancia de trabajo, propició que en muchas familias de tintoreros los hijos tomaran las riendas del negocio. El sector rejuveneció y con ello aumentó la necesidad de formación. Los jovenes  (y no tan jovenes) querían aprender, tenían necesidad de aprender, y poco a poco fueron surgiendo iniciativas de empresas comerciales que ofrecían a sus clientes pequeños actos formativos fundamentalmente prácticos y desarrollados directamente en las propias tintorerías, donde todos poco a poco fuimos descubriendo los secretos de la profesión.

De todas estas iniciativas, la que sin ningún genero de dudas supuso un antes y un después en el sector por la calidad de su enseñanza, estructura, intalaciones  programas formativos  y medios materiales fue el proyecto de Gonzalo Gilabert Cano y su Escuela de Formación Acelerada de Tintorería  EFAT.

Gonzalo era un tipo singular, dicharachero, simpático, informal,  amigo de sus amigos y que siempre iba soltando sus enseñanzas con un chiste entre los dientes.  Que artones de reir nos dabamos en cada unos de sus encuentros. Recuerdo que una vez, al principio de conocerlo, y estando en un curso en su escuela de Humanes de Madrid, después de pasarse un par  horas  segudas contado chistes, que si de catalanes, de andaluces, que si de madrileños, creía que estabamos asistiendo a un espectáculo cómico, y le tuve que espetar  "bueno, Titu, y el curso cuando empieza", me miro de reojo y soltó, "vaya con los catalanes, siempre a por faena". Ese fue el inicio de una larga y sincera amistad.

Gonzalo Gilabert Tintorero en sus origenes y con amplios conocimientos de química, creó una empresa dedicada  a la fabricación de productos para la limpieza y acabado de todo tipo de pieles llamada Daim & Cuire Products.  

 Sin lugar a dudas fabricaba el surtido de productos más amplio y de mayor calidad de cuantos existían en su momento. Tenía una solución para cada tipo de piel. Quien no recuerda los famosos "Sulfetix T", la líena de lacas micropigmentas "Aprespiel Color", o los desmanchantes "Than 1 y Than ", todos ellos productos inigualables aún hoy en día.

Pero a los jovenes tintoreros les resultaba difícil aplicar unos productos tan técnicos y especificos, por lo cual ni corto ni perezoso decidió crear una Escuela de formación de tintoreros para que las nuevas generaciones pudieran aprender, dominar el oficio y elevar el nivel de calidad de servicio de las tintorerías de toda España.

Se contarón por cientos (por no decir miles) los tintoreros de toda España que por periodos semanales se desplazaban a Madrid para seguir sus cursos. Los más veteranos, acudían en fines de semana para recibir clases de reciclaje y estar al día de conocimientos.

Gonzalo Gilabert, fundó  "La primera Escuela Homologada de Tintorería de toda España"

Pero no siendo suficiente con ello, ante la escasez de material docente, decidio escribir y editar un completo manual de Tintorería, que en tres tomos de Ediciones Albay, hoy aún podemos encontrar buscando por internet.

Pero para todos aquellos amigos de nuestro  Grupo de Telegram "Tintorería en el estado de Alarma"  que no hayan podido hacerse con un ejemplar, vamos a ofreceros aquí en exclusiva los apuntes completos de uno de sus cursos que a buen seguro serán de una gran utilidad para todos.  Gonzalo con la firme decisión de expandir el conocimiento en nuestro sector me autorizó personalmente a que se difundieran.

Por todo ello, os los dejamos aquí, por gentileza de nuestro amigo y miembro del grupo Santi Fernandez.

Los teneis después del corte, en dos documentos separados, en formato PDF. 

El primero se centra en el conocimiento de las fibras textiles, y el segundo trata de los trucos y formulaciones para quitar manchas. Esperamos os gusten.

Y no queremos acabar sin rendir desde esta tribuna, nuestros respetos y darle el más merecido Homenaje a la figura de Gonzalo Gilabert Cano.

¡ Gracias  Gonzalo !

 


 
Acceso exclusivo a los miembros del Grupo de Telegram
"Tintoreria en el estado de alarma"
 
Para leer el articulo completo: Unete al Grupo Telegram 
Si ya eres miembro Inicia sesión

barbour belstaff