BARBOUR

Tintorerías valencianas: Arte y Tradición

Valencia, tierra de grandes artistas.
Muchos son los tejidos con los que se hacen los trajes de Valenciana desde seda hasta rayón pero el tejido más apreciado y reconocido mundialmente es el Espolín, Valencia Exporto de China su secreto para la confección de este tejido y esta se convirtió en el centro de una gran industria, hoy en día ya no existen tantas fábricas pero en algunas se sigue trabajando como antiguamente.
El espolín es un tejido de seda tejido totalmente a mano con telares artesanales, qué pasada pasada y con mucho amor confeccionan los trajes de fallera, para un traje  completo se necesitan unos 3 meses de trabajo ya que solo se tejen unos 24 cm al día, si no se rompe el hilo..., se necesitan unos 13 metros y cada ancho de tela es de 52 o 54 cm, hacen falta siete caídas de tela y da para zapatos corpiño y falda
Hay dos modelos de traje, siglo 19, manga de farol y siglo 18, manga ajustada hasta medio brazo
Naturalmente su valor económico es alto, en concreto el precio de la tela del modelo blanco es de 20000 € sin contar los complementos, lo dicho... una joya. Cada modelo tiene su propio nombre y se puede personalizar con cambios de colores, no de dibujo
las Falleras Mayores de Valencia tanto la infantil como la mayor estrenar el día de su presentación uno con un dibujo exclusivo para ellas.


Maite Masia (Tintorería Open Clean) 

El tejido espolinado es conocido popularmente como “espolín” porque adquiere su denominación por el utensilio con que es elaborado (lanzadera pequeña con que se tejen aparte las flores que se mezclan y entretejen en las telas de seda, o plata)
 
A pesar de que cada año escuchamos esta palabra, sobre todo cuando las Falleras Mayores de Valencia se disponen a elegir las tramas de colores que lucirán en sus espolines oficiales; nos preguntamos: “¿Qué es un espolín?”.
 
El diccionario de la Real Academia Española nos ofrece una definición al respecto: Tela de seda con flores esparcidas, como las del brocado de oro o de seda.
 
En efecto, el espolín es la pequeña lanzadera con la que se pasan los hilos para confeccionar el dibujo de la tela de seda; por esta pequeña lanzadera se le otorga el nombre al tejido, y como su propia definición indica se trata de un trabajo manual.
 
Muchas falleras mayores lucen espectaculares espolines que son fruto del trabajo laborioso de los artesanos sederos, pero pocas veces el público tiene la oportunidad de conocer cómo se realiza este tejido a mano.
 
Gracias al arraigo de la indumentaria por el gran lucimiento que las Fallas propician, Valencia es la única ciudad de España donde se mantiene la artesanía sedera en telares manuales.
 
El espolín es un tejido de seda elaborado manualmente en telar de madera de forma artesanal. En cambio la seda estrecha es un tejido de seda realizado en telar mecánico. Esa es la diferencia: que el espolín se teje de forma totalmente manual y la seda estrecha no.
 
Ambos tejidos comparten la misma medida en cuanto al ancho de tela se refiere, 54 centímetros, y por eso mucha gente no distingue entre las dos telas.
 
La mejor forma de distinguir estos tejidos es viendo las dos telas por la parte de detrás. El espolín al ser manual tiene los hilos resaltados y rematados donde están los motivos del dibujo, como si fuera un bordado. Mientras que la tela del fondo es toda lisa y del color del delantero.
 
 
espolin detras
 
La seda estrecha, al estar tejida en telar mecánico, muestra en el fondo de la tela todos los bloques de las tramas cuando cambian los colores de los dibujos formando rayas. Además las flores del estampado por la parte de detrás son lisas. Justo al contrario que sucede en el espolín.
 
Otra forma de diferenciarlos es viendo la orilla. El espolín no la tiene cortada, la trama de hilo cuando llega al borde vuelve hacia el otro lado y así sucesivamente. La orilla es pequeña y blanda. Mientras que en la seda estrecha la hebra de hilo de la trama es cortado por la máquina al llegar al borde. La orilla es más ancha y en ocasiones tiene hilillos, aunque esto puede cambiar según el fabricante.
remate espolin
 
Los espolines al ser artesanales permiten elegir los colores de cada flor o motivo independientemente, de forma que aunque el dibujo sea simétrico se puede hacer cada flor de un color diferente. En la seda estrecha esto no se puede hacer porque la máquina hace toda la trama entera.
 
Al tratarse de un espolín y al hacerse manualmente se pueden elegir todos los colores y detalles, como el color de la trama y urdimbre, de las diferentes flores y guirnaldas, hasta el más mínimo detalle para darle el toque personal a cada una de ellas. Y aunque el dibujo sea el mismo el resultado siempre es diferente.
 
El espolín al hacerse manualmente requiere de muchas horas de trabajo por lo tanto el precio del tejido suele ser muy alto. Ya que se tejen pocos centímetros al día según el dibujo.
 
Pero explícame un poco la técnica y los secretos de su limpieza, como los tratáis, que dificultades tienen y todo eso. Desde luego es un arte impresionante y desconocido en el resto de España!

Josep Roman

Para su limpieza nos, encontramos con lo delicado que es un tejido de seda que normalmente roza el suelo y los corpiños llevan el añadido de sudor, maquillajes y perfumes, normalmente se basa en algo, poco, de humedad y  un cepillado suave con el jabón del predesmanchado. Predesmanchado que utilicemos para seco, y el arte de cada uno que le aporte a su limpieza

Maite

Espolin fallera

En cuanto al lavado de tejidos de seda espolin y dado de que se trata de tejidos artesanales, la tintoreria ha de proceder con la maxima precaucion.

Son varios los aspectos a tener en cuenta:

El traje de Fallera: Un traje de fallera es la suma de muchos elementos delicados y con un gran valor sentimental que han de tenerse en cuenta a la hora de limpiar. El tejido, la confeccion, las manteletas y delantales, los zapatos, la mantilla, las puntillas, los armazones del corpiño, elementos de sujecion metalicos, enaguas, etc hacen del tradicional traje de fallera de un conjunto al que debemos tratar con profesionalidad y mucho respeto.

Suciedad y Manchas: Los trajes de fallera en muchas ocasiones llegan a las tintorerias con suciedad indeterminada debido al roce y al contacto con el suelo, con manchas de humedad como consecuencia de la posicion en que se llevan los ramos de flores en la tipica ofrenda de flores, o de manchas de bebida y comida propias de la fiesta.

El tejido: Al tratarse de espolin, hemos de proceder con cuidado en el desmanchado y no dañar por friccion la seda. Otro aspecto importante es el relativo a los colores, una aplicacion  incorrecta de desmanchante o un exceso de humedad, pueden causar desteñidos localizados de muy dificil arreglo.

Los acabados: Los tejidos de espolin suelen tener unos aprestos que pueden ser eliminados durante el proceso de lavado. El control del disolvente, así como un jabon de lavado apropiado, seran determinantes en el resultado de la limpieza.

barbour belstaff