BARBOUR

Carta abierta al Presidente del Gobierno.

Excmo. Sr. Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

Complejo de la Moncloa

Avda Puerta del HIerro s/n 

Madrid

Distinguido Sr. Presidente:

Le remitimos esta carta en nombre de un numerosísimo grupo del colectivo de profesionales de la Tintorería de toda España.

El motivo de la misma es su intervención del pasado sábado al comunicar al país el Estado de Alarma en el cual cita Ud. a los establecimientos de Tintorería como Servicios de Primera Necesidad (Junto con las Farmacias, los estancos, las tiendas de alimentación, y las peluquerías), por lo cual no estamos obligados a cerrar nuestros establecimientos.

Posteriormente, como hemos visto, las peluquerías han salido de esta lista.

¿Cuáles han sido las razones que han convencido al Gobierno para excluir a las peluquerías?  Pues probablemente las mismas que no aceptan aplicar a nuestros establecimientos.

Entendemos Sr. Presidente que ello es quizá fruto de una incorrecta interpretación del término Tintorería.  Cuando Ud. citó las Tintorerías entendemos que quiso referirse concretamente a las Lavanderías Industriales Hospitalarias, que esas sí que son un servicio de primera necesidad, tal y como posteriormente y a preguntas de los periodistas Ud. argumentó. Pero el Titular, la Etiqueta quedó ahí "Tintorerías"

Quisiéramos humildemente argumentarle los elementos fundamentales por los cuales se debería haber efectuado esa distinción.

  • Es un hecho constatable que la tintorería es una actividad totalmente distinta y diferenciada de la Lavandería Industrial.
  • Incluso nuestras Asociaciones, negocian convenios colectivos distintos y separados para cada una de las actividades.
  • Las Tintorerías están integradas dentro del tejido comercial de las ciudades y tratan pequeños volúmenes de ropa de vestir atendiendo presencial y personalmente a los clientes, por lo cual en este aspecto son comercios como cualquier papelería o perfumería.
  • El volumen de nuestras maquinas e instalaciones no nos permite dar respuesta a las cargas de trabajo que representa una alerta sanitaria.
  • Ninguna Tintorería dispone de "Barrera Sanitaría" requisito obligatorio e indispensable para tratar cualquier tipo ropa con una posible contaminación biológica. Por lo cual, aceptar y tratar ropa de ese tipo en nuestros establecimientos es una temeridad y una auténtica irresponsabilidad.
  • Esto implica que nuestro personal no tiene ninguna formación al respecto (principalmente porque no es su cometido desinfectar) por lo cual está en grave riesgo, tanto de contraer la epidemia, como de expandirla a otras personas.
  • Las Tintorerías no tenemos medios técnicos ni científicos para comprobar que nuestros establecimientos estén libres de contaminación, ni para proteger a nuestros empleados.
  • El que no seamos servicios de primera necesidad nos lo impone la propia Administración desde el momento en que nos asigna el Tipo de IVA más alto del 21 %, y no el tipo reducido del 10% del que disfrutan los servicios esenciales como la alimentación, restaurantes y productos de higiene y primera necesidad.
  • Podemos citar muchos más argumentos, pero y quizá el más importante, es que desde el sábado no ha entrado ni una sola persona en nuestros establecimientos. Estamos totalmente parados, desamparados y abocados irremediablemente al cierre, tal como está sucediendo en toda España. Pero a diferencia de los comercios obligados a cerrar, estamos discriminados respecto de las ayudas que nos puede ofrecer y que ha prometido su gobierno.

Por todo ello quisiéramos pedirle Sr. Presidente, que simplemente cuando en su discurso citó la palabra “Tintorerías” una simple aclaración en el sentido que la referencia debía ceñirse exclusivamente a las Lavanderías Industriales Hospitalarias.

Muchas gracias por su atención, y confiamos en su buen criterio.

Colectivo de Tintorerías de toda España.

barbour belstaff