BARBOUR

Manchas de moho y florecido

En nuestro Grupo de Telegram "Tintorerías en el estado de Alarma"  se plantea esta cuestión  a debate respecto de las manchas de moho y florecido que aparecen en los textiles cuando permanecen húmedo por un tiempo prolongado. 

Reproducimos las preguntas y la respuesta ofrecida por Josep Román.

 Marga

Yo no creo en los tintes, au que sí puedo decir que si la prenda tiene manchas, au que sean de lejía, una vez teñida la prenda siempre se verán. Antes de proceder, debes decolorar la prenda totalmente y después aplicar el color.

 
Alguien sabe si ha salido algún producto nuevo para quitar el moho de las prendas de color y que sea eficaz? Prendas para ir al agua.
 
JOAN
 
El moho se puede ir con cualquier agua oxigenada o producto con agua oxigenada.
Cuidado que los dedos quedan blancos
Y pica
 
 JOAN
A veces el moho se ha comido parte del tejido
 
Y es como una quemadura
 
Marga 
 
No, no, yo hablo de manchas que no han picado la ropa
 
RESPUESTA: Josep Roman
 
La manchas de moho, o florecido (como vulgarmente se les llama) son el resultado y consecuencia visible de una acción bacteriana producida por una prolongada humedad en un tejido.
El agua y la humedad prolongada por varios días, (alrededor de una semana, según la suciedad del tejido) provocan la irrupción, de toda una serie de colonias bacterianas, hongos y microorganismos, que se alimentan y van creciendo a expensas del material de las fibras textiles en los que están localizadas. A medida que va creciendo (con el paso del tiempo) el cultivo de la población de bacterias y microorganismos, su acción biológica crece y se va haciendo patente a simple vista. 
Estas bacterias, ácaros, etc, se alimentan de las fibras que componen el tejido, debilitándolas. Al mismo tiempo los resultados de esa "digestión" forman los excrementos que van formando esas aureolas inicialmente grises, y posteriormente negra.
Cuando cesa la humedad y la prenda se seca, cesa la acción bacteriana.
La dificultad de eliminación de las manchas que provoca no estriba en la composición de la mancha, sino que radica principalmente en el soporte textil donde se encuentre.
Una vez bien lavada la prenda, las manchas cromáticas negras restantes, solo podrán eliminarse por oxidación o por reducción, mediante el empleo de oxigeno o cloro. La resistencia del tejido a estos componentes será la que nos determinará el grado de eliminación de la mancha.
El oxigeno es bastante bien aceptado por la mayoría de tejidos, pero su acción es débil y en manchas fuertes, probablemente no se note resultado alguno.
Por contra el cloro es el agente más eficaz para su eliminación, y más si le aplicamos una cierta temperatura.
Pero como todos ya sabéis, no siempre podemos aplicarlo a los tejidos, sobre todo si son sedas, lanas, viscosas o algodones coloreados sin fijación.
Además hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, una vez eliminadas las manchas con cloro, si la acción bacteriana fue muy intensa y prolongada, casi con toda seguridad aparecerán calvas en el tejido produciendo pequeños agujeritos que antes no estaban y que hay que advertir al cliente de su posible aparición.

barbour belstaff