BARBOUR

Filtros... y calidad de la limpieza en seco

Todos sabemos, que para conseguir una limpieza en seco impecable y de gran calidad, necesitamos optimizar varios factores. Un disolvente puro, un buen reforzante, el programa adecuado, y el buen saber hacer del profesional, parecen a priori, elementos mas que suficientes para obtener un resultado de limpieza excelente.  Pero en muchas ocasiones, el descuido de un pequeño detalle puede generar efectos indeseados en el resultado final de la limpieza.

En una máquina de limpieza en seco, al ser un circuito cerrado, el disolvente no se desecha como en el lavado en agua, sino que se recicla. Para ello disponen de una serie de mecanismos que ejercen esta función.

Este reciclado se consigue por destilación, y durante el proceso de lavado, mediante filtración. Los  filtros como su nombre indica, son unos tamices de diferente calibre y cumplen la función de retener las partículas sólidas en suspensión en el baño de lavado, impidiendo que se redepositen en las prendas. No podremos obtener una limpieza de calidad, si no tenemos todos estos filtros en óptimas condiciones.

El primer filtro y más accesible, es el denominado filtro de agujas. Este es un prefiltro de disolvente. Su función es retener particulas de tamano grande que pudieran introducirse o desprenderse durante el lavado, como pueden ser, botones, agujas, pedrerias, o cualquier otro objeto que olvidan los clientes en las prendas y no hayamos detectado previamente. Su acceso es sencillo, generalmente desde una trampilla que accede a la caja. Aunque en las instrucciones de la máquina indique que su limpieza ha de efectuarse cada 3 o 4 lavados, la experinecia nos recomienda no tener pereza y abrirlo antes de cada lavado y retirar las partículas depositadas, nos ahorraremos muchas sorpresas inesperadas.
El siguiente filtro a tener en cuenta, antes de cada lavado, es el filtro del aire de secado. La función de este filtro, es retener las pelusas que contiene la corriente de aire que circula en el interior de la máquina en el ciclo de secado. La importancia de su limpieza es doble. Por un lado evitar que la ropa salga llena de pelusa, y por otro y tal vez más importante, es el de mantener las membranas del intercambiador de calor de la cámara de secado libres de toda acumulación de pelusas y borras, que nos producirían un secado deficiente y más largo, además de malos olores en el interior de la máquina. Este filtro, generalmente está compuesto de dos finas membranas que pueden ser de poliester, espuma o metálicas,  que hay que limpiarlas adecuadamnete con un cepillo.
Insistimos de nuevo, en la importancia de limpiar  estos filtros antes de cada lavado.
FILTRO DE DISOLVENTE, EL GRAN OLVIDADO.
Una vez visto lo anterior, es necesario detenernos en el estudio de los filtros de disolvente, ya que son, los que más problemas ocasionan, los más desconocidos por los profesionales, y los que requieren de un manteninmineto más técnico y específico, además de ser los que más influyen en la calidad de la limpieza. El disolvente de lavado, impulsado por la bomba Esquema del interior de una batería de filtros.circula por él antes de entrar el el bombo de lavado. Estan constituidos por una batería de discos circulares de material sintético, de una malla muy fina y que retienen las más fpequeñas particulas suspendidas en el disolvente. Esta acción permite mantener el disolvente liímpido, pero no decoloran ni retienen los componentes líquidos disueltos en el baño. Dicha retención será mayor, cuanto mas fina sea la malla de los discos.
Al ser cajas herméticas, no se pueden abrir ni limpiar en cada lavado comos los filtros de pelusas o de secado, por lo cual la sucieedad se va depositando irremediablemente entre sus membranas. Cuantos más discos contenga el tambor, más superficie de filtrado tendrán, y la efectividad de su función será más prolongada. Pero tienen una capacidad límitada, y en cada máquina, es el fabricante el que recomienda la frecuencia de su limpieza. Normalmente se especifica una duración de funcionamiento óptimo de 40 ciclos de lavado, pero como veremos esto es mas bien relativo.
A medida que se van saturando, por la repetición de ciclos de lavado, van acumulando más cantidad de pelusas y suciedad, que empiezan a retener y absorver sustancias líquidas como reforzantes y jabones presentes en el baño de lavado llegando al final de su ciclo útil a ensuciar y contaminar el disolvente, en vez de purificarlo. Esta es una de las principales causas de una deficiente calidad del lavado en seco.  Aunque el disolvente que entra sea completamente puro, a su salida está enturbiado y coloreado al arrastrar todos los restos que acumula en su interior. Llegados a este punto, en vez de limpiar, el ciclo de lavado lo que hace es ensuciar, esparcir homogeneamente la suciedad por todas las prendas.  De ahí la importancia de mantenerlos los más limpios posible.
Sistema de dos filtros ecológicosTIPOS DE FILTROS DE DISOLVENTE
Existen diferents tipos de filtros, que ha su vez han ido evolucionando a lo largo de los años. Los primeros en aparecer fueron los filtros de cartucho. Estos cartuchos cilindricos, estaban formados por un fieltro de carton que plegado en  zigzag conferian una gran superficie y calidad de filtrado. Los había de varios tipos y tamaños, incluso rellenos de carbón activo decolorante, e incluso blindados para evitar roturas. Al no ser reciclables, exigiendo al final de su vida útil, abrir la caja de filtro y sustituirlos por otros nuevos, han caido en deshuso al aparecer los primeros filtros de discos de nylon, y por su elevado coste.Todavia podemos encontrar equipos que en opción montan un disco de cartuchos de carbón activo, que se emplea para la decoloración del disolvente en los programas de lavado de ropa de colores claros (como en la primera foto de este artículo).
Posteriormente aparecieron los primeros filtros de disco. Inicialmente, necesitaban la adicción de polvos o tierras filtrantes, que se cargaban en el tambor de lavado y se subían al filtro mediante la bomba con el disolvente. Su filtrado era muy bueno, incluso superior a los filtros actuales, pero al generar gran cantidad de residuos al descargarlos al destilador fueron poco a poco sustituyendose por los que disponemos hoy en día en la mayoría de máquinas, los llamados filtros ecologicos, de una malla mucho más fina y que no necesitan tierras filtrantes. A pesar de ello, parece que los filtros con polvos estan viviendo hoy en día una segunda juventud, al ser incorporados en las máquinas de siliconas e hidrocarburos que no llevan destilador. En estos casos, las tierras filtrantes han sido sustituidas por unas diatomeas muy finas con un excelete poder filtrante y otras cualidades como la decoloración del disolvente.
MinifiltroÚltimamente, también han aparecido en el mercado, máquinas con los llamados minifiltros. En esencia, es el mismo sistema de filtros ecológicos con la única particularidad de que su volumnen es mucho más reducido y que se descargan al destilador automáticamente al finalizar el ciclo de lavado, con lo cual permanecen siempre en perfecto estado. No obstante, no sabemos porqué, no han acabado de consolidarse como una opción permanente en las configuraciones básicas de las máquinas.
.
EL ESTADO DE LOS FILTROS, FACTOR CLAVE DE LA CALIDAD DE LA LIMPIEZA
A medida que se suceden los ciclos de lavado, los filtros se van ensuciando, perdiendo poco a poco su efectividad, hasta llegar a un punto en que en vez de purificar lo que hacen es ensuciar el disolvente. Es necesario regenerarlos.
Todos los computers, llevan hoy en día un programa que automáticamente regenera los filtros.  Los fabricantes, recomiendan que se efectúe la regeneración aproximadamente a los 40 cilcos de lavado. Esta cifra es relativa. Es válida cuando son nuevos y el nivel de suciedad de la ropa es medio. Pero para lavados de ropa muy sucia, o cuando el tipo de ropa desprenda mucha pelusa (mantas, abrigos, lino etc), y si ya tienen un uso dilatado, tenderemos que acortar sensiblemente esta cifra. 
La limpieza de los filtros, se produce por centrifugación y enjuague. El proceso consiste en la descarga del filtro al destilador alternandola con sucesivas centrifugaciones de los discos que provocan el desprendimiento de la suciedad de los discos, evacuandola al destilador. Para ello como vereis en las fotos, llevan incorporados un pequeño motor que hacer girar el eje al cual estan sujetos los discos. El problema es que no podemos apreciar visulmente la efectividad del proceso. Cuando son relativamente nuevos, tendremos bastante garantía de que han quedado totalmente limpios. En cambio con el paso de los años, los discos, se van impregnando de las grasas, y jabones disueltos en el baño de lavado, lo cual hace que la suciedad se "pegue" a los discos no siendo posible eliminarla completamente en un ciclo de regenerado.  Es a partir de este momento, cuando la calidad de la limpieza baja sensiblemente, pudiendo producirse agrisamientos en la ropa clara e impregnando de malos olores las prendas.
.
ELEMENTOS DE COMPROBACIÓN
No obstante, todas las máquinas llevan incorporados dos sistemas de verificación de la calidad de filtrado, el visor de paso del disolvente y el manómetro de presión del filtro. Pueden estar incorporados en el frontal de la máquina, o en la parte posterior. El mánómetro de presión puede estar situado en el exterior de su filtro correspondiente.
El visor, nos permite apreciar visualmente el estado del disolvente, su coloración y nitidez. El estado ideal es el de un color transparente en el que se pueda apreciar nítidamente la bombilla que ilumina el visor. Este visor, también nos permite controlar si se produce un sangrado de tintadas durante el lavado, lo cual nos permitirá acortar el cilco para evitar coloraciones en las prendas.
La función del manómetro consiste en darnos la presión interior del filtro. A mayor presión, mayor suciedad acumulan, y nos indicarán la necesidad de regenerarlos. Por lo general para un correcto filtrado, no se recomienda que la presión del filtro exceda los 1,2 bares de presión. También exisiten sistemas, en que el manómetro no mide directamente la presión del filtro, sino que nos da la presión general del circuito del disolvente.  En estos casos, la presión real a la que trabaja el filtro es la diferencia entre la que márca el manómetro  cuando el filtro esta activo, y la presión del circuito sin filtro.
.
RECOMENDACIONES DE MANTENIMIENTO
-Regenere regularmente los filtros. Marquese unos plazos y anote exactamente la fecha de la última limpieza. Conozco profesionales muy exigentes con su trabajo, que bajan los filtros por sistema cada semana, solo de esta forma consiguen la excelencia en el lavado. 
-Cuanto más apurados estén, mayor cantidad de residuos generarán y mas disolvente perderá en el destilador, además de alargar notablemente la destilación con el coste que ello implica.
-Limpie completamente el destilador al día siguiente de la regeneración cuando esté frio. No destile nunca sin haberlo limpiado previamente, ya que perderá mucho disolvente y aumentarán los residuos.
-En caso de haberlos apurado mucho, recomendamos una segunda regeneración inmediatamente después del vaciado del destilador. Sobretodo, cuando llevan años funcionando, una sola regeneración puede no ser suficiente para limpiarlos completamente.
-Y por último, en empresas con un gran volumen de prendas tratadas, y con un uso intesivo de la máquina y los filtros, es recomendable desmontarlos, extraer todos los discos  y lavarlos en la misma máquina, enviando el disolvente al destilador. Esta es la forma más completa de limpiarlos totalmente. Si bien esta operación exige de un gran conocimiento de los mecanismos de la máquina, y solo es accesible para expertos  o para los técnicos mecánicos. Puede efectuarse una o dos veces al año, al inicio de las temporadas punta de trabajo.
Estamos convencidos, que siguiendo estas pautas, su establecimiento se distinguirá por una calidad de limpieza excelente.
Si teneis alguna duda,  preciasais de alguna aclaración, o quereís hacer alguna aportación, podeís hacerlo en los comentarios que siguen, o abrir tema en el foro, donde sereís debidamente atendidos.