BARBOUR

¿Cerrar por vacaciones?

cedrrado por vacacionesMuchas tintorerias han de decidir cada año si se cierra o no se cierra por vacaciones. Parece a priori una decisión sencilla de tomar pero la realidad de nuestro sector hace que lo que era razonable un año, no lo sea para el siguiente. La crisis, las dificultades financieras, la competencia, las situaciones personales, etc. van condicionandonos año tras año en esta dificil decisión de cerrar o no cerrar.

Todos estaremos de acuerdo en que hay que descansar, que no todo es trabajar, que tras un duro año de trabajo nos hemos ganado un merecido descanso, pero, ¿quien pagara las facturas?.

 

{xtypo_quote} Entonces ¿qué hacemos, quitamos Agosto del calendario?. Nos declaramos todos en rebeldía, no pagamos a nadie, no conocemos a nadie hasta que llegue septiembre, hala a la española, método “made in spain”. En agosto no me llaméis, no estoy para nadie. Seria un buen sistema si nos lo permitiesen, con el detalle de que los problemas no desaparecen sino mas bien se acumulan para el siguiente mes.{/xtypo_quote}

Los que deciden trabajar en vacaciones, y concretamente los que tienen trabajadores han de hacer bien los numeros pues nuestros empleados van a cobrar por no trabajar (vacaciones de verano) y por trabajar (agosto), y esto condicionara la rentabilidad en un mes de muchos gastos y pocos ingresos.

Por otro lado las ciudades tienen cada vez mas vida comercial en los meses de verano y puede ser una buena oportunidad para algunas tintorerias y lavanderias aprovechar los huecos que dejan nuestros competidores, permanecer abiertas y realizar ventas que otros ahora pierden. Tambien podemos aprovechar esta época para trabajar tranquilamente y prepararse para cuando todo vuelva a moverse cien por cien. Este cambio de tendencia aporta muchas ventajas, entre ellas, favorece la productividad y las oportunidades de negocio para quien permanece abierto.

Si nuestro negocio esta gestionado unicamente por autonomos puede ser una buena decisión dejar las vacaciones para otras fechas en donde la demanda de nuestros servicios es incluso inferior a la de agosto, p.e. febrero y aprovechar los buenos precios en grandes viajes que hay para esas fechas. Otra tendencia que se esta extendiendo ultimamente son los "non stop" que lo unico que quieren es hacer escapadas puntuales como y cuando les plazca.

Como vemos cada caso es un mundo y todas las opciones son validas y acertadas si hemos analizado de forma correcta las necesidades de nuestro negocio.